sem37-300x225
3

Semana 37 de gestación

tvcrecer agradece a los Dr. Angilello Ricardo y Dr. Balaguer Luis

Falta poco para el parto y el tamaño de la panza nos complica la respiración. Estar boca arriba nos puede bajar la presión, por lo que se recomienda descansar en posiciones laterales. Es conveniente que nos moderemos con las actividades: no hay que realizar muchos esfuerzos y hay que evitar los movimientos rápidos del cuerpo.

EL BEBÉ

Llegamos al término del embarazo, en el cual nuestro bebé puede nacer tranquilo dado que cumplió el tiempo adecuado. La mayoría de los bebés se encuentran ubicados en posición cefálica, con el dorso del lado izquierdo, aunque una pequeña proporción se ubican hacia el lado derecho y muy pocos se encuentran en posición podálica, o de cola. A través de una ecografía podremos saber con exactitud en que posición se encuentra.

Actualmente, pesa entre 2700 y 3000 gramos y mide entre 40 y 49 cm. Por lo general, el bebé estará moviéndose menos ahora.

LA PANZA

Nuestro útero llega al máximo de altura y cuesta todo, desde movilizarnos hasta respirar, por compresión del diafragma. Conciliar el sueño es muy dificultoso y las noches se hacen eternas.

Se comienza a perder el tapón mucoso, las contracciones son más frecuentes e intensas, con dolor en la pelvis, la columna y la cintura.

No podemos permanecer mucho tiempo acostadas boca arriba porque nos baja la presión arterial (Efecto Poseiro, por compresión del útero a la arteria aorta y vena cava), lo cual nos obliga a ubicarnos hacia el decúbito lateral izquierdo.

LA ALIMENTACIÓN

Tu peso se ha incrementado entre 10 y 12 kilogramos y faltan aumentar algunos más, por lo tanto, debemos controlar las calorías que ingerimos.

CONTROL MATERNO

Además de los controles habituales y el monitoreo fetal, se realiza tacto vaginal para determinar la madurez del cuello uterino, y de esta forma, podemos establecer si estamos cerca del comienzo del trabajo de parto.

RECOMENDACIONES:

El instinto maternal en esta semana aumenta y es común que te de por hacer muchas cosas como ordenar y terminar de preparar el cuarto del bebé, preparar y lavar la ropita, pero ten cuidado de no realizar mucho esfuerzo o movimientos rápidos que puedan generar algún malestar en tu cuerpo.

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas