schwanger!!!

Consejos para quedar embarazada

De la redacción de tvcrecer

 

Conseguir ese estado no siempre es tarea sencilla. Y afecta por igual a los dos componentes de la pareja.

La cuestión no es tan sencilla como se relata en el viejo y remanido cuento de la semillita. El papá pone la semillita en la mamá y listo, al tiempo, nace el bebé. O como la pinta la narración más infantil en la cual la mujer y su marido escriben una carta a París (hoy sería un mail o un WhatsApp), haciendo el encargo y a los nueve meses, una cigüeña anoticiada del pedido, llega a casa con un bebé.

 

La realidad muestra que, en muchos casos, no es tan fácil que una mujer quede embarazada. Y si pasa el tiempo y ella no consigue este propósito, el deseo puede convertirse en obsesión y todo se complica aún más. Comienza la desesperación, seguida de la angustia, y la búsqueda frenética de soluciones alternativas, como los ortodoxos tratamientos de fertilidad. Y si estos no dan resultado, la búsqueda continúa con algunos métodos y remedios caseros, con tal de lograr el estado de gracia tan ansiado.

La mujer debe tener presente que el asunto de la fertilidad es relativo a la pareja y no un tema exclusivo de ella. Por lo tanto, ambos miembros de la pareja se ven afectados por igual. Entonces, habrá que colocar la lupa sobre ambos y revisar, en ambos, los hábitos de vida, si son saludables o no; el tipo de alimentación; si hay estrés, y cómo son las relaciones sexuales, si se dan alrededor de los días marcados como fértiles en la mujer… Todos detalles que ayudan a concretar el deseo mutuo de lograr el embarazo.

Otras prácticas que colaboran con esa finalidad son:

Apelar al método sinsotérmico. Que consiste en identificar los días fértiles e infértiles del ciclo menstrual. Y esto se verifica mediante la observación de la temperatura corporal basal y de las sensaciones que acompañan. Elegir un termómetro y comenzar a tomarse la temperatura (vía anal o vaginal), desde el momento en que culmina la regla hasta la siguiente menstruación. Esta tarea debe hacerse todas las mañanas, a la misma hora, antes de levantarse de la cama. Para llevar un mejor control conviene hacer un gráfico, y anotar todos los días la temperatura registrada. De este modo la mujer sabrá que ha ovulado cuando, después de varias temperaturas anotadas, aparece un aumento súbito de, al menos, dos décimas por encima de seis anotaciones anteriores, y esta subida se mantiene tres días seguidos. Si se agregan dos días antes del primero y dos días después del último, estos serán los días de máxima fertilidad, es decir, los días en que la mujer podrá quedar embarazada si mantiene una relación sexual.

La mucosidad es un indicio. El moco cervical es una mucosidad que expulsa el cuello uterino y cuya textura varía según los días del ciclo. Esta se presenta pegajosa en los días previos y posteriores a la ovulación, y en estado líquido, con cristalitos, durante la ovulación. Y puede  observarse por la noche, antes de acostarse.

Recurrir a los remedios naturales y caseros. Algunos de ellos son:

-La posición después de una relación sexual. Por un rato, la mujer debe permanecer en la cama, boca arriba y con las piernas elevadas. Para ello puede colocarse una almohada debajo de la cola y mantener esa posición alrededor de media hora. Esto permite que el semen permanezca más tiempo en el útero y los espermatozoides naden hacia arriba, en dirección al óvulo, para fecundarlo y quedar embarazada.

-Alimentación sana. Es aconsejable consumir alimentos ricos en proteínas e hidratos de carbono, y también frutas y verduras (en abundancia) para facilitar el embarazo. Pueden agregarse algunos complementos, como la jalea real, que eleva la vitalidad y suele ayudar a promover la fertilidad. El té de caléndula y el aceite de onagra también ayudan a regular el ciclo menstrual para quedar embarazada.

-Controlar la mente. Es necesario aprender a relajarse, distenderse, y dejar de lado la ansiedad; y procurar olvidarse de la obsesión del embarazo. Armarse de paciencia para alejar el estrés y la angustia, ya que su efecto negativo podría bloquear las posibilidades de quedar embarazada.

-Abandonar los malos hábitos. Dejar de fumar y consumir bebidas alcohólicas, es importante. Y procurar llevar una vida sin vicios y saludable.

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas