Niños 71

Disfraces caseros

Algunos elementos caseros pueden proveer los más fantásticos disfraces para que chicos y chicas inventen increíbles historias para jugar y divertirse.

 

Algunos elementos caseros pueden proveer los más fantásticos disfraces para que chicos y chicas inventen increíbles historias para jugar y divertirse.

Los disfraces caseros son una buena opción a la hora de buscar un divertimento distinto para las inquietas criaturas. No hace falta salir corriendo a la juguetería de la otra cuadra, ni a la casa de cotillón de la avenida cercana, para vestir a un “angelito” de sala de 4 y convertirlo en un auténtico pirata conquistador de los mares, un temible y terrible bucanero o un valiente pistolero del lejano oeste. Un simple sombrero viejo, una regla a modo de espada o pistolas de juguete, sumados a un poco de ropa propia, alcanzará. Similares elementos serán suficientes para transformar a una pequeña en remera y pantalón de colegio, en la más simpática y linda de las princesas de la vieja Europa del siglo XVII. Esas que tantos cuentos y novelas románticas han inspirado. En este caso, bastará con alguna prenda pedida a la madre y muchos collares y pulseras. Cuantos más collares y pulseras, mejor.
Tacos, una blusa o remera, que haga de vestido largo, más una corona improvisada con trozos de cartón, bastarán para tener en casa a la más elegante y glamorosa representante de monarquía alguna, el resto lo conseguirá la frondosa imaginación de los chicos, con su particular inventiva, transformarán su cama en un viejo y misterioso galeón, y el cuarto, en un bravío e inexplorado océano, lugar propicio para desarrollar las más fantásticas aventuras del pirata Barba Roja y su malvada tripulación. O, en el caso de historias de princesas, el dormitorio pasará a ser el lujoso castillo, con la corte de leales muñecas y peluches, desde cuyo altillo puede divisarse todo el reino.
Un mejor disfraz, o un disfraz de tienda, no cambia el sentido de la diversión. Al contrario, los chicos, de este modo, disfrutarán por partida doble: por el mundo creado en torno de una fantasía y por el disfraz propiamente dicho, logrado y confeccionado en base a ideas propias y a la valiosa y valorada ayuda de los padres, quienes en determinado momento de la historia, surgida de la cabeza de los chicos, podrían componer el rol de Reina, en un caso, o de otro temible, desalmado y bárbaro pirata bucanero, en otro. Los chicos, agradecidos.

De la redacción de tvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...