Embarazo 10

La ubicación del bebé en el parto

En la mayoría de los casos, el feto se acomoda correctamente para el parto vaginal. Sin embargo, hay casos en los que no consigue acomodarse bien y encajar en la pelvis materna. Aquí, la solución es una cesárea.

En la mayoría de los casos, el feto se acomoda correctamente para el parto vaginal. Sin embargo, hay casos en los que no consigue acomodarse bien y encajar en la pelvis materna. Aquí, la solución es una cesárea.

Llegado el instante justo, el bebé se ubica en posición para el nacimiento. Y es fundamental que esa posición adoptada sea la correcta, para que todo transcurra sin complicaciones ni riesgos. El bebé se acomoda en el útero y para describir este movimiento, los médicos recurren a términos técnicos: situación, presentación, actitud fetal o grado de flexión, variedad… ¿Qué significa cada uno de ellos?

  1. Situación fetal. Determina la posición del feto, posición longitudinal o transversa. Cuando su eje longitudinal se encuentra en paralelo con el de la madre (sentado o de cabeza), se llama posición longitudinal (99 % de los casos); y se la describe como transversa, cuando el bebé se encuentra acostado en el útero, es decir que la cabeza se sitúa en uno de los dos laterales (ni sentado, ni de cabeza). Si el feto queda en esta última posición, el parto no es posible.

 

  1. Presentación fetal. Se describe de acuerdo a la parte del feto ubicada en la pelvis materna. Cuando se halla de cabeza, la presentación es cefálica, y cuando queda sentado, se la llama presentación pelviana o podálica.

 

  1. Actitud fetal o grado de flexión. Aquí, lo usual es que se trate de una actitud fetal flexionada, es decir, cuando la cabeza fetal queda inclinada sobre el pecho y los brazos y las piernas permanecen flexionadas y recogidas hacia el centro del pecho. De este modo, la cabeza encaja perfectamente en la pelvis materna y el parto se desarrolla sin complicaciones ni dificultades. Lo inusual sería que el feto tuviese una actitud deflexionada, es decir, con la cabeza extendida hacia atrás o que otras partes del cuerpo se presentaran en un estado similar, dificultando el pasaje normal del feto, al punto de imposibilitar el parto vaginal.

 

  1. Variedad de posición. Esta expresión hace referencia a la relación del occipital del bebé (la nuca) con la pelvis materna. Si la nuca del bebé está adelante (sobre el pubis materno), se denomina posición anterior; si está colocada hacia atrás (sobre el sacro materno), se llama posición posterior; y si se ubica en situaciones intermedias, posición es conocida como oblicua o transversa.

 

  1.  Posibilidad del parto vaginal. En la gran mayoría de los casos, rondando el 90% (unos puntos más, unos menos), los fetos se ubican correctamente: en presentación cefálica, posición vértice y variedad de posición anterior; por lo tanto el feto se acomoda mejor a la pelvis de la madre y parto es sencillo, sin inconvenientes.

A partir de la semana 30 del embarazo, el bebé rotará y se ubicará en la posición definitiva. Si ya se cumplieron las 35 semanas y el bebé aún no rotó para ubicarse en posición cefálica, es muy difícil que pueda hacerlo para el momento del parto. Y no hay ejercicios ni posturas posibles que demuestren eficacia en el hecho de reubicar al feto como corresponde, ya que el bebé incrementa su tamaño y al hacerlo, disminuyen las posibilidades de que pueda girar. La única solución, es una cesárea. Otro tema.

De la redacción de tvcrecer

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es el dia de los besos, besalo a tu hijo sin parar, le va a encantar!!”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...