sem40

Semana 40 de gestación

tvcrecer agradece al Dr. Angilello Ricardo y al Dr. Balaguer Luis

En la semana 40 el bebé ya está totalmente maduro y listo para nacer. Es importante que sepas diferenciar las contracciones normales del trabajo de parto y que no te pongas ansiosa. Con el trabajo que ya realizaste, todo va a estar bien.

EL BEBÉ

En esta semana tu bebé ya completó los nueve meses, tiene el tamaño acorde a la genética familiar, está totalmente maduro y listo para nacer.

 

Su tamaño varia entre 48 y 53 cm y su peso puede estar entre los 3000 y 4500 kg. Por lo general tiene pelo y uñas largas, las cuales va haber que cortar para evitar los rasguños. El unto sebáceo o vermix (grasa) que cubría todo su cuerpo ha desaparecido y solo puede que permanezca en los pliegues.

LA PANZA

La piel está muy tirante por lo mucho que ha crecido la panza en el último tiempo, y ello genera mucha picazón. También suelen haber algunas estrías. La altura del útero ha descendido porque el bebé se ha ido encajando en la pelvis.

Las contracciones se han ido haciendo más frecuentes pero irregulares: no debemos confundirlas con las del trabajo de parto que son uniformes y una vez que comienzan no terminan hasta que nazca el bebé. Para diferenciarlas debés tomar el tiempo durante una hora y anotar el momento en que comienza cada una y su duración. Éstas deben ser cada vez más fuertes y frecuentes y deben durar entre 30 y 60 segundos. El cuello uterino va madurando (se va ablandado) en preparación al parto.

CURSO DE PARTO

El curso ya terminó, pueden quedar algunas clases de repaso pero te estamos esperando para rendir el gran examen final, que va a ser en el momento del parto, donde vas a poder volcar todo lo que aprendiste y hacerlo práctico. Cuando estés en trabajo de parto, recordá relajarte, respirar, jadear y pujar hasta el final, el gran momento en que tu bebé salga a la vida.

LA ALIMENTACIÓN

Los alimentos pasan desapercibidos en esta semana porque el estómago está muy comprimido por el útero y cada vez que nos vamos a alimentar apenas probamos bocado.  Lo ideal para no constiparnos son las frutas, verduras y alimentos bajos en calorías que no sean fermentativos ni astringentes.

CONTROL MATERNO

Los controles vienen siendo semanales y se le da mucha importancia al control materno de los movimientos fetales, la tensión arterial materna, que permanezca intacta la bolsa de las aguas, y sobre todo a las contracciones uterinas que van en aumento. Durante el control se realiza monitoreo fetal para determinar el funcionamiento de la placenta y, si se lo requiere, se solicitará un estudio doppler para medir los flujos sanguíneos feto maternos.

RECOMENDACIONES:

No perder la calma: si el bebé se mueve y no aparecieron las contracciones, está todo bien, seguramente con los controles más seguidos se van advirtiendo los cambios a nivel del cuello del útero que indican que pronto nuestro bebé va a nacer.

 

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas