Niños 13

Pañales, ¿cómo y cuándo dejarlos?

Todos los padres y madres nos efrentamos, tarde o temprano, a la obligación de enseñar a nuestros hijos a dejar los pañales. Cuando llegue el momento, van a surgir muchas dudas: ¿cuándo debe dejar los pañales? ¿Cómo les enseñamos a dejarlos? En esta nota les proporcionamos algunas recomendaciones.

Pañales, ¿cómo y cuándo dejarlos?: Todos los padres y madres nos enfrentamos, tarde o temprano a la obligación de enseñar a nuestros hijos a dejar los pañales. Cuando llegue el momento, van a surgir muchas dudas: ¿cuándo debe dejar los pañales? ¿Cómo les enseñamos a dejarlos? En esta nota les proporcionamos algunas recomendaciones.

Cuando el bebé cumple dos años empieza esta ardua tarea de acompañarlos a dejar los pañales.

¿Por qué ardua?

1. Porque despierta las inseguridades de los padres, sobre todo cuando encaramos el tema por primera vez.

2. También porque aparece en un momento de la vida de los chicos en que están especialmente resistentes a acatar órdenes. A hacer caso a los padres, ya que acaban de descubrir que son personas separadas de sus padres y están especialmente cabezaduras.

3. Además el control de esfínteres es la última de una serie de batallas importantes en el proceso de convertirse en personas y abandonar la postura de “su majestad el bebé”, y ellos a veces se resisten.

4. Ardua también porque tiene muchas partes: de día, de noche, el pis, la caca….

5. Porque los tropiezos son visibles, molestos e incómodos para todos los participantes.

¿Cómo se hace ?

Hay muchos modos de ir preparando el terreno hasta que veamos que el bebé está maduro para iniciar el proceso. La cuestión es ir despertando (si no se le despierta solo) el interés del chiquito en el tema sin que se sienta presionado para entender y “hacer” antes de tiempo. Comprar un librito que hable del tema y tenerlo disponible para contárselo. O inventar cuentos donde los protagonistas estén dejando los pañales. Cuento al oso de todo esto, cuento de las dificultades de papá o mamá para ir al baño, o amigo o abuela (de ese aprendizaje o de otros que le dieron trabajo, por ejemplo andar en bici o nadar).

También se puede utilizar el juego de llevar el oso al baño.El oso se queja de estas cosas y la mamá o el chico le van explicando. Primero mamá-oso, después hijo-oso, después hijo-mamá y finalmente mamá-hijo y el juego se convierte en ir al baño de verdad. En el cuento y en el juego agregar la rutina de que el oso va al baño todos los días un rato después de las comidas (se moviliza el sistema digestivo).

Jugar a llevar su oso o perro de peluche favoritos al baño, poniendo nosotros en boca del oso las ansiedades que tiene nuestro hijo con el tema. No sale, tengo miedo de caerme al inodoro, se me va a vaciar la panza. Tengo miedo de no poder hacerlo, me va a doler la cola, estoy incómodo, el inodoro hace mucho ruido, y si sale un bicho de adentro? NO QUIERO!!!, me da asco…

Esos son los grandes miedos del bebé cuando debe dejar los pañales:

* miedo de sentarse o de caerse al inodoro;

* miedo al dolor al hacer;

* miedo a vaciar la panza;

* miedo a que lo que salga sea feo, sucio o malo (porque sienten así su mundo interno), de hecho termina siendo sucio porque “huele” mal;

* miedo al fracaso (es uno de los primeros y grandes desafíos que le hacemos a los chicos), etapa de tozudez y necesidad de hacer lo que quiere por lo que muchas veces es intento de decir aquí estoy yo, no me quiero rendir, es mío y no te lo doy;

* miedo de dejar de jugar o de hacer algo divertido por ir al baño.

Otra buena forma de enseñarle es hacerle saber cuando vamos nosotros al baño. No es necesario que nos vean, y que acompañen a primos, hermanos y amigos cuando lo hacen. La cuestión es ir aproximándonos al tema sin presiones.

Leer también: Pampers presenta una nueva generación de pañales

¿Cuándo ?

No creo que haya una edad fija. Al igual que en otros temas, cada chico tiene su particular manera de madurar, que tiene que ver con su sistema nervioso central. A los dos años empiezan a interesarse por el tema y nos avisan cuando hacen pis o caca, pero esto no significa que estén listos para dejar los pañales, sino que el proceso está comenzando. Ese es el momento de estimularlos, como ya dijimos, con cuentos, juegos, conversaciones. Entre los dos y los tres años es esperable que lo logren, aunque a algunos les cuesta un poco más.

Barbara Coloroso, en su libro “Padres respetuosos, hijos responsables”, habla de las tres P del control de esfínteres: preparación, práctica y paciencia. Recordemos que están aprendiendo una destreza, no librando una batalla que alguien tiene que ganar.

tvcrecer agradece a Maritchu Seitún

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Nunca dejes a tu bebé solo en la bañadera”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...