Embarazo 35

Embarazo: el tercer trimestre

De acuerdo con la opinión de los especialistas, el tercer trimestre del embarazo es el más complicado de todos: surgen nuevos dolores y malestares y se hace complicado dormir bien y descansar.

De acuerdo con la opinión de los especialistas, el tercer trimestre del embarazo es el más complicado de todos: surgen nuevos dolores y malestares y se hace complicado dormir bien y descansar.

Las distintas etapas del embarazo tienen sus propias características. En los primeros meses, los síntomas y las molestias son unas, y a medida que avanza el proceso de gestación, estas van variando, surgen nuevas, se notan cambios físicos, obvio, y también en el carácter.

Según los especialistas en la materia, el tercer trimestre de la gestación es el más duro en cuanto al sueño, es decir, la madre no goza de la facilidad para dormir placenteramente y descansar bien. “Es que el bebé ya está más grande y se hace notar, tanto de día, como de noche, y las molestias se intensifican. En esa etapa la madre siente muchas ganas de hacer pis y de modo más seguido, y esto se debe a que el bebé y el útero, de mayor tamaño, ejercen presión sobre la vejiga, y si el bebé se mantiene activo durante la noche, esas visitas al baño, se hacen más frecuentes aún”, aseguran los médicos.

Por otro lado, la madre comienza a sentir la falta de aire, también como consecuencia del aumento del tamaño del útero y del bebé, por lo tanto, en algunos casos necesitará realizar un mayor esfuerzo para respirar, y este síntoma, se vuelve más molesto durante la noche. Aparecen los calambres en las piernas y el dolor de espalda. Ambos malestares responden más que nada al peso adicional que el cuerpo está cargando. El crecimiento del útero hace presión en determinadas zonas y nervios del cuerpo, y eso puede alterar la irrigación sanguínea, generando los dolorosos calambres, muy comunes a la noche o por las mañanas. Cuesta encontrar la posición adecuada para dormir, ya que hacerlo boca abajo o boca arriba, a esta altura, es muy complicado, así que la solución es hacerlo de costado, siendo el lado izquierdo la mejor opción, ya que optimiza el funcionamiento de los riñones y de la circulación, ayudando, de este modo a eliminar residuos y fluidos, y a que el bebé reciba los nutrientes necesarios, como consecuencia de la mejor circulación.

Ver también: El tercer trimestre de embarazo (Primera Parte)

En el tercer trimestre las madres sienten acidez y constipación, debido a que el funcionamiento de todo el aparato digestivo es más lento. Cuando el útero es más grande, ejerce presión sobre el estómago o el intestino grueso y estas dos molestias se intensifican. Y por último, en algunas embarazadas, surge el llamado síndrome de piernas inquietas (RLS), que incluye molestos hormigueos en las piernas, y que suele intensificarse a la noche. La única manera de calmar esta molestia es moviendo las piernas, estirándolas o caminando.

Es duro para las madres. Pero es un trimestre, o tres. Y luego, viene un disfrute y un gozo imposible de medir y por el cual vale la pena todo el esfuerzo realizado, el dolor sufrido y el malestar padecido.  No hay palabras para describir el momento en que el partero deposita al bebé sobre el pecho de la madre.

De la redacción de tvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...