Embarazo 18

El nombre del hijo

Según estudios sobre el tema, el nombre define la personalidad. Y últimamente se buscan nombres poco habituales con la idea de que cada hijo sea único.

Según estudios sobre el tema, el nombre define la personalidad. Y últimamente se buscan nombres poco habituales con la idea de que cada hijo sea único.

Ponerle un nombre a un hijo no es tarea sencilla. Al menos para algunos. Ya que  cada pareja de padres de tiene su forma de elegirlo: por gusto, por la fecha en la que se produjo el nacimiento, en conmemoración de algún santo, o por simple herencia familiar. Hace varias décadas, ocho, nueve, se estilaba colocar varios nombres aunque sólo el primero fuese el referencial. Y en los tiempos modernos, con los registros más flexibles, muchos de ellos no dejan  de sorprender, por lo original o por lo estrafalario.

Todos los métodos de elección tienen su legitimidad, basada, fundamentalmente, en la responsabilidad de los padres, que se supone, desean lo mejor para su hijo. Y lo mejor comienza a brindarse a partir de la designación del nombre, que no es ni más ni menos que su signo de identificación a lo largo de la vida. Y en este sentido, se puede apelar a los nombres familiares, a los gustos personales, a los santos, ser originales, audaces o estrafalarios, pero siempre pensando que el nombre elegido no debe ser una carga, para el niño, que, por supuesto, no tiene la menor posibilidad de participar en los debates por la elección de su nombre.

Tan importante es el nombre de cada uno que múltiples estudios se han encargado de investigar en el tema. Y muchos de ellos concluyen en que el nombre de cada persona define, en cierto modo, su personalidad. Entre los estudiosos del asunto, crece la teoría que indica que los nombres llamativos generarían chicos (y luego adolescentes y más tarde adultos) de personalidades especiales. Esto suele darse entre los hijos de las celebridades, apunta un informe sobre el rubro. “Bautizar a alguien con un nombre diferente al del resto, puede impactar fuertemente en su personalidad”, explican los especialistas. Y agregan: “Si uno se llama de modo diferente y por lo tanto se considera diferente, acaba actuando de manera diferente, e incluso, de modo creativo. Porque para muchos padres elegir un nombre poco común simboliza el deseo de tener un hijo independiente, que se destaque entre la multitud.”

Otro estudio, asegura que los profesores del colegio son propensos (¿consiente o inconscientemente?) a poner mejores calificaciones a aquellos alumnos con nombres más agradables. Y nombres complicados pueden provocar en un niño se sienta rechazado por sus propios compañeros o que sea objeto permanente de burla. La clave está en hacerle saber al niño que su nombre es especial porque así lo consideran sus padres y eso ayudará a que él desarrolle a pleno sus capacidades. En cambio, si el niño considera que su nombre es raro y nada más, puede llegar a rechazarlo y hasta sentir cierta vergüenza al pronunciarlo. Y esta ofensa hacia el niño, es algo que verdaderamente, no tiene nombre.

De la redacción de tvcrecer

 

 

 

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...