alimentacion-embarazo

Seguridad alimentaria en el embarazo

tvcrecer agradece a la Lic. Delfina Busto Chediekwww.pinaco.com.ar

 

Durante el embarazo, el sistema inmunitario se debilita. Esto hace que tanto la mujer embarazada como su bebé corran un mayor riesgo de contraer los microorganismos (bacterias, parásitos, virus) que causan enfermedades de origen alimentario.

Las  Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA) son patologías que se presentan al  ingerir o beber  microorganismos  y/o contaminantes  físicos y/o químicos nocivos presentes en algunos alimentos o en el agua.

 

Durante el embarazo, se corre un riesgo particularmente alto de padecer estas enfermedades ya que se producen cambios hormonales que disminuyen la función del sistema inmunitario de la madre  aumentando la susceptibilidad a los patógenos.  Lo mismo ocurre con  el niño por nacer debido  a  que  su sistema inmunitario no está lo suficientemente desarrollado.

Es por esto que en esta etapa de la vida es especialmente importante que la mujer embarazada siga una alimentación saludable e inocua para contribuir a un buen desarrollo del feto y para  mantener un buen estado de salud materna.

¿Cómo prevenir las  Enfermedades Transmitidas por Alimentos?

– Al manipular y consumir alimentos, procure hacerlo con la máxima higiene posible. Lávese bien las manos con jabón y agua caliente durante al menos 20 segundos y siempre en estos casos:

  • Antes y después de manipular los alimentos.
  • Entre la manipulación de diferentes tipos de alimentos (crudos y cocidos).
  • Después de haber entrado en contacto con una posible fuente de contaminación (ir al baño, toser, estornudar, tocar basura, tocar animales).

– Limpie y desinfecte las verduras y frutas. Puede utilizar lavandina para la desinfección del agua (4 gotas por litro). Sumerja los vegetales en la disolución durante al menos 10 minutos y  vuelva a enjuagar con agua limpia.

– Evite consumir los siguientes alimentos:

  • Leche no pasteurizada y sus derivados.
  • Huevos crudos o preparaciones que los contengan como: mayonesas caseras, salsas y algunos productos de repostería (mousse, merengue). Los mismos deben consumirse bien cocidos, alcanzando la coagulación completa de todo el producto.
  • Carne roja y de ave cruda. Cocine los alimentos a 71 ºC como mínimo, se llega a la temperatura adecuada cuando el producto cambia de color en el centro.
  • Pescado crudo. Preparaciones como: pescado ahumado, sushi, sashimi y cebiche.

– Almacene los alimentos separados según su naturaleza, tapados, rotulados y a la temperatura requerida según cada caso.

– Respete la cadena de frío.

– Descongele los alimentos dentro de la heladera y no vuelva a congelarlos.

– Recaliente bien los platos ya cocinados, al menos hasta alcanzar 75 ºC.

– Evite mantener los alimentos a  temperatura ambiente. Proceda al consumo, cocción o refrigeración.

– Consuma alimentos de procedencia segura. En su etiqueta debe encontrar: información nutricional, fechas de vencimiento, lote, n° de registro de establecimiento y de alimento, modo de preparación y conservación.

Comprender las bases de la elaboración higiénica de alimentos, permite  la obtención de alimentos inocuos y seguros para la mujer embarazada.

Por Delfina Busto Chediek. Lic. en Nutrición

PINA & CO; www.pinaco.com.ar

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas