La infertilidad provocada por endometriosis

De la redacción de tvcrecer

La infertilidad, distinta a la esterilidad, es en muchos casos causada por una enfermedad llamada endometriosis. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son sus síntomas?

La mayoría de las mujeres tiene un anhelo en la vida: engendrar sus propios hijos, es decir, ser madres. Sin embargo, no todas están en condiciones de cumplir esa meta, por esterilidad o por infertilidad. Dos cosas distintas que, por error, suelen considerarse iguales.

Se entiende por esterilidad a la incapacidad de la mujer para llevar a buen término un embarazo (que el niño o niña viva al final del proceso), dicho de otro modo: la mujer está en condiciones de quedar embarazada, pero no que la vida engendrada sobreviva. En cambio la infertilidad se refiere, directamente a la imposibilidad de concebir, ya sea por falencias específicas de la mujer o del varón. Las causas de este fenómeno son múltiples, aunque existe la probabilidad de que esos motivos se desconozcan y que no surjan en los estudios encargados a la pareja que padecen este inconveniente.

Las razones de la infertilidad

Entre las razones por las cuales se produce la infertilidad femenina, se destacan las alteraciones hormonales, las alteraciones en las trompas de Falopio (dos tubos largos del grosor de un lápiz de unos 10 a 18 centímetros de longitud que se extienden desde los ovarios hacia el ángulo tubular del útero), las alteraciones en el cuello del útero o en el resto del útero, y los factores relacionados con el estilo de vida (mala alimentación, estrés).

La imposibilidad de las mujeres de tener hijos también queda ligada a una enfermedad llamada endometriosis, y se calcula que entre un 30 y un 50 %  de las mujeres que no pueden concebir hijos padecen este mal en algún grado.

Para muchos hombres de la medicina, la principal causa de la endometriosis es la migración de las células endometriales desde su localización normal (en el interior del útero) a otras localizaciones, las cuales se pegan a veces a los ovarios u otros órganos pélvicos. Estos cúmulos de células endometriales fuera de su sitio normal, son las provocadoras de endometriomas, que tienen la capacidad de descamarse cíclicamente, al igual que lo hacen en el útero, y causan sangrado (menstruación).

La endometriosis mantiene la dualidad de manifestarse mediante un proceso asintomático o bien a través de  datos (síntomas) claros, los cuales van desde un dolor intenso e incapacitante durante la regla, hasta menstruaciones largas y abundantes o agudo dolor durante las relaciones sexuales. Esta enfermedad no guarda correlación entre los síntomas y el grado de la enfermedad. En ocasiones, los médicos, aconsejan la intervención quirúrgica antes de iniciar un tratamiento de fertilidad.

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas