beneficios-de-la-lactancia-materna

¿Qué es el calostro?

De la redacción de tvcrecer

Es una sustancia rica en proteínas y anticuerpos, generada por la madre, que se convierte en un alimento vital para el niño en los primeros días de vida.

El calostro es uno de los alimentos más importantes de la vida del bebé y lo genera la propia madre, durante el embarazo y los primeros días posteriores al parto. Este alimento es la primera leche que se produce y su duración va de los dos a los cinco días, antes de que se empiece a producir la leche definitiva.

¿Pero qué en qué consiste exactamente? Es una sustancia rica en proteínas y anticuerpos, de color amarilla claro y de consistencia viscosa, un líquido secretado por las glándulas mamarias, primordial e ideal, para el recién nacido, ya que en él está la primera inmunización del bebé y resuelve además las necesidades alimentarias de sus pequeños órganos, aún no maduros.

Durante el período de embarazo, los pechos de la mujer aumentan de tamaño y la glándula se prepara para su función de mayor importante: la de producir la leche. A veces, un pequeño porcentaje de mujeres, durante los últimos meses de embarazo, ya producen la primera leche, es decir, el calostro. De todos modos, no es para preocuparse si esto no sucede. El calostro aparecerá, a más tardar, al nacer el bebé.
¿Es importante que el niño recién nacido tome el calostro? Sí. Es muy importante, debido a que este le brindará una protección especial contra las enfermedades y, al mismo tiempo, le aportará las vitaminas, los minerales y las calorías que el pequeño necesita. Por otra parte, el calostro estimula la primera deposición llamada meconio. El frecuente amamantamiento estimula su producción, y por este motivo es importante poner al recién nacido al pecho dentro de la primera hora de vida, ya que en este momento se encuentra alerta para responder a su instinto natural.

Por lo general, el bebé se alimenta del calostro hasta las 48 o 72 horas posteriores al parto, momento en el cual comenzará la bajada de la leche de la madre. Si el nacimiento ha sido por cesárea, entonces es posible que la bajada de la leche se retrase un día más.

Los pediatras aconsejan alimentar al bebé cuando este lo demande, es decir, cuando manifieste que tiene hambre. Y es mejor darle de comer sin horarios preestablecidos, como también es positivo que la madre tenga la libertad de alimentarlo cuando sienta la necesidad de hacerlo. Hay que considerar que los recién nacidos se alimentan entre ocho y doce veces al día. Y que necesita muy poca cantidad de calostro durante las primeras 48 horas de vida, por lo tanto lo que la mama produzca será suficiente. No hay que preocuparse si sólo salen algunas gotas, estas bastarán.
El momento de la bajada de la leche es cuando se produce la transición de la producción de calostro a la leche materna. En esa instancia las mamas comienzan a sentirse tensas, tumefactas y hasta pueden aparecer enrojecidas. Por lo tanto se aconseja realizar masajes mamarios, en forma circular, para estimular cuanto antes la producción de leche.

Y una vez producida la leche, a no preocuparse respecto de cómo saber si el niño tiene o no hambre. Este sabrá hacerse entender.

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas