pregnant-woman-doctor-office-chart-spry

¿Qué debemos esperar de nuestro médico en los controles?

tvcrecer agradece al Dr. Horacio de La Torre

Los médicos utilizamos los controles del embarazo para brindar contención, chequear la salud de la mujer, hacer recomendaciones y, eventualmente, pedir estudios complementarios. En esta nota explicamos las actividades del médico durante los controles.

El embarazo es un momento muy importante de la vida de toda mujer, y los médicos estamos para acompañarlas y brindarles todos nuestros conocimientos. Cuando una embarazada llega a un control, hay una serie de cosas que puede esperar de su médico:

 

 

-Contención

-Chequeo de la salud materno-fetal

-Estudios complementarios

-Recomendaciones

En primer lugar, los médicos sabemos que los cambios hormonales y la importancia del embarazo en la vida de toda mujer hacen que la embarazada sea altamente sensible. Muchas mujeres concurren a la consulta con temores, dudas, y una gran necesidad de hablar. Por lo tanto, una de las tareas del médico en los controles es brindar contención, aclarar las dudas y disipar los temores infundados.

Además, por el hecho de hablar con la embarazada, los médicos ya podemos empezar a conocer su perfil para después hacer un diagnóstico más claro del embarazo. Y podemos aprovechar para darle la posibilidad de llamarnos al consultorio o personalmente cuando aparezca una duda, de manera que sepa que estaremos disponibles ante cualquier situación de temor o angustia.

Con respecto al control propiamente dicho, es importante señalar que con elementos básicos como tensiómetro, estetoscopio, centímetro y balanza se puede tener una clara noción del normal desarrollo del embarazo. Los médicos haremos distintas tareas de rutina durante el control: medir la altura uterina, auscultar los latidos fetales, tomar la tensión arterial y medir el adecuado incremento del peso de la embarazada. Con estas simples actividades uno tiene cubierto el 90% de las necesidades de la paciente.

En algunos casos, podemos también requerir estudios complementarios, ya sean de laboratorio o de imágenes. Estos estudios nos permiten hacer un control más preciso. Algunos son más conocidos que otros: la ecografía, por ejemplo, ya forma parte del arsenal disponible en el control habitual y permite tener una clara idea del normal desarrollo fetal.

Durante el control, los médicos también aprovecharemos para hacer todo tipo de recomendaciones a la mujer, entre las que incluimos todos aquellos consejos dietéticos, de ritmo de vida, actividad física y horas de descanso sugeridos para evitar contratiempos.

Todas estas actividades indican que en la inmensa mayoría de los casos el embarazo evoluciona normalmente, y por lo tanto el médico pasa a ser un observador de esta normalidad. Las desviaciones de este patrón integran capítulos especiales y deben ser atendidos particularmente.

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas