hipertension-embarazo

Hipertensión en el embarazo, una de las principales causas del bajo peso de los bebés

tvcrecer agradece a entremujeres.com

Genera entre el 5 y el 10 por ciento de las complicaciones durante la gestación. Puede causar cardiovasculares en la madre y un déficit de crecimiento del bebé. Conocé las causas y cómo controlarla.

La hipertensión arterial es una enemiga silenciosa y que merece ser seguida de cerca siempre. Sus consecuencias son múltiples y dependen de cada etapa de la vida. Cuando se da en una forma severa durante el embarazo, por ejemplo, es una de las las principales causas de complicaciones cardiovasculares en la madre y del déficit de crecimiento del bebé en desarrollo y del recién nacido.

¿Quiénes son más propensas?

Aunque todas las embarazadas deben estar más atentas, en algunos grupos las probabilidades son mayores. Entre ellos:

– las mujeres con obesidad

– las embarazadas mayores de 40 años

– quienes están atravesando su primer embarazo, con un período de tiempo mayor a diez años entre embarazos o con un embarazo múltiple.

– las mujeres con diabetes o insulino resistencia

– las embarazadas que hayan tenido hipertensión previa a la gestación o con antecedentes familiares (de madre o hermanas) de hipertensión arterial en el embarazo.

¿Cómo controlarla?

El consejo fundamental es disminuir antes del embarazo los factores de riesgo posibles de modificar. Dentro de este grupo de encuentran la obesidad y la hipertensión arterial previas. Al ser controlados estos factores disminuyen las posibilidades de complicaciones durante la gestación.

Además, es bueno tener en cuenta que ciertos hábitos como el tabaquismo o el consumo de drogas que, si bien no ha sido probado en estudios clínicos que predispongan a presión alta en esta etapa, son perjudiciales para la salud  en general y deben corregirse previo al embarazo.

¿Conviene eliminar la sal?

Durante esta etapa, las dietas bajas en sodio o hipocalóricas deben ser indicadas por el médico, porque al realizarlas en forma estricta pueden resultar perjudiciales.

Hay que tener en cuenta que el embarazo provoca una serie de cambios hemodinámicos y hormonales, diferentes al de la mujer no gestante, por lo cual disminuir de peso o restringir el sodio en forma exagerada pueden perjudicar más que beneficiar.

¿Cómo tomarse  la presión?

El registro debe realizarse por personal entrenado y con equipos validados. Hay que tener en cuenta que la presión es un parámetro hemodinámico variable y múltiples factores influyen en el resultado. Por eso, es necesario realizar registros sucesivos (al menos 3 cada 2 minutos) por cada vez que se realice un control  y el cálculo de su promedio es el representativo.

Suele suceder, y mucho más frecuente durante el embarazo, que la medición en el consultorio o en una farmacia brinde un un valor superior al normal y que al repetirlo  en el domicilio sea normal. Se trata de un tipo de hipertensión arterial benigna y que por lo general no necesita medicación.

¿Se puede ingerir medicación antihipertensivas en esta etapa?

Algunos antihipertensivos muy usados, como los inhibidores del sistema renina angiotensina deben evitarse en esta etapa, salvo en casos específicos que lo indique el medico, ya que pueden ser perjudiciales para el feto en crecimiento. Un consejo extra: en la mujer hipertensa que planea embarazarse debe consultar a su médico para cambiar esta medicación por otro antihipertensivo que resulte menos perjudicial para el bebé en desarrollo.

Por la doctora Olga Páez, miembro de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial

 

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas