Mother scolds her son

¿Poner límites o comunicar los límites?

tvcrecer agradece a Lic. Mariela Cacciola

“Los límites”: un tema que preocupa mucho a los padres de hoy y que más consultas de orientación genera.

También es habitual que en toda lectura sobre crianza, a todos los temas se los relacione con los límites, en general con la ausencia de los mismos.

Siempre se dice que como padres tenemos que saber “poner límites”. ¿Pero qué significa esto?.

Es diferente que un padre crea que tiene que comunicar un límite, un límite que existe, a que se le diga que tiene que ponerlo.

La idea de “hay que poner límites” desorienta a los padres porque no saben dónde ni cuándo, y por otro lado los enfrenta a los niños, los distancia de ellos, de sus necesidades y de sus deseos. Genera en los padres un sentimiento de tener que crear los límites, de tener que inventarlos, cuando en realidad estos existen.

Por todo esto, desde este espacio queremos pensar este tema pero desde otro lugar. Siempre destacando la importancia y la existencia de los límites pero poniendo el acento en la COMUNICACIÓN entre padres e hijos.

El límite existe y aparece, lo pone la realidad, la vida, el cuerpo, la sociedad, etc. Como padres, nuestra función es comunicarlos y acompañar a nuestros hijos en el encuentro con ellos.

El límite aparece cuando el niño no puede acceder a lo que desea o cuando no podemos satisfacer lo que el niño quiere, por el motivo que sea. En esos momentos como padres es importante que podamos acompañarlos, contenerlos y educarlos frente a dicha imposibilidad. Esto nos acerca a ellos y sus límites a diferencia de alejarnos. Es aquí donde la forma de comunicación cumple su rol más importante. Como padres tenemos que poder reconocer el obstáculo y transmitirles a nuestros hijos las enseñanzas necesarias para poder aprender de la experiencia.

Esto muchas veces les produce grandes frustraciones a los niños, en esos momentos nuestro rol será comprender y ser empáticos con él, más allá que no podemos evitar su encuentro con el límite.

También muchas veces escuchamos la siguiente frase: “A ese chico le faltan límites”. En general este comentario va dirigida a niños que lo que realmente les falta es comunicación, son niños que más que límites lo que les faltó es ser escuchados.

Más que pensar qué límites tenemos que poner, lo importante como mamá y papá es cuestionarnos cómo me comunico con mi hijo, cómo le transmito la realidad, cómo lo acompaño a conocer el mundo.

Lic. Mariela Cacciola

Psicóloga especialista en maternidad, crianza e infancia.

Coordinadora de Dulce Crianza

Contacto: dulcecrianza@gmail.com / www.facebook.com/dulce.crianza

Desde el espacio Dulce Crianza se realiza el TALLER VIRTUAL: “La Comunicación de los Límites”. Mas información en http://dulcecrianza.blogspot.com.ar/

Otras notas relacionadas