sin-titulo

¿Qué es el screening auditivo?

De la redacción de tvcrecer

Se trata de un estudio auditivo que se le realiza a todos los bebés apenas nacen y sirven para detectar dificultades, que tomadas a tiempo, pueden resolverse con mayor eficacia que si se las detectan con el bebé más crecido.

El screening auditivo es un simple examen que permite averiguar si un bebé oye bien o tiene dificultades en este sentido. Se realiza apenas un niño nace, no es necesario -ni aconsejable- esperar a que la criatura crezca o se desarrolle un poco para realizar el test. Estos exámenes son de vital importancia ya que detectar un inconveniente a tiempo, permite solucionarlo a la brevedad, debido a que la ayuda disponible para encontrar soluciones es amplia apenas el bebé nace y a medida que avanza el tiempo, estas pueden disminuir.

Encontrar -si la hay- una pérdida auditiva, es importante, y cuanto antes, mejor, ya que los bebés empiezan a aprender cómo utilizar los sonidos desde el momento en que nacen. La posibilidad de escuchar durante los primeros meses de vida prepara a los bebés para hablar. Estos aprenden a hablar, precisamente, porque oyen palabras y conversaciones en su entorno familiar. Y un bebé con una audición defectuosa, puede provocarle un lento desarrollo del habla, y más adelante, esa lentitud es probable que le dificulte el aprendizaje.

¿Cómo se realiza el examen de audición en los recién nacidos?

Hay dos tipos de exámenes, los cuales se utilizan para revisar la audición en los bebés. Ambos son seguros y confortables. Uno de estos exámenes recibe el nombre de emisiones otoacústicas u OAEs. Para este examen, se colocan en el oído del bebé, un audífono de tamaño miniatura y un micrófono, se emiten sonidos y se mide la respuesta. Si un bebé escucha de manera normal, un eco es reflejado hacia el canal del oído y es medido por el micrófono. En cambio, cuando un bebé tiene cierta pérdida auditiva, un eco no puede ser medido en el examen OAE.                                               El otro examen se llama: respuesta auditiva del tronco encefálico o ABR. Y para realizarlo se emiten sonidos y se colocan electrodos en la cabeza del bebé, de modo de poder detectar respuestas. Ambos estudios están en condiciones de ser aplicados juntos o por separado. A veces los bebés primero son examinados usando los OAEs, y aquellos que no pasan satisfactoriamente esta prueba, son sometidos a la segunda, la ABR.

¿Qué significa que un bebé no pase el examen de audición?

Significa que tiene una pérdida auditiva. Entre el 2 y 10 % de todos los bebés no consiguen pasar su primer examen de audición. Menos de 1 % tendrá una pérdida auditiva permanente. Y muchos de los bebés que necesitan exámenes de seguimiento, tendrán finalmente una audición normal.

 

Otras notas relacionadas