ejerciscio-ninos

Actividad Física en los niños – Otros beneficios

tvcrecer agradece al Dr.Santiago Kweitel

En la actualidad la gran cantidad de tiempo de los niños frente a la pantalla de televisión, computadoras,teléfonos, etc, trae como consecuencia la disminución de actividad física y otros factores fundamentales para su aprendizaje y desarrollo, como ser la sociabilización. 

Actualmente se ha difundido en forma masiva, cuales son los beneficios de la actividad física. Y para no ser redundante, remito al lector a un artículo publicado en Deportología Pediátrica. Hace click aqui
La gran cantidad de tiempo de los niños frente a la pantalla puede predecir problemas emocionales y de comportamiento , incluyendo agresión, ansiedad y depresión, victimización, aislamiento social, reducción del comportamiento pro social y problemas de atención.

Pasar mucho tiempo frente a la pantalla podría dañar la salud mental de los niños en diversas formas, particularmente si ven material que no está diseñado principalmente para niños y/o con menos supervisión adulta.
El ritmo rápido del entretenimiento de la pantalla, los frecuentes cambios de imagen y la mayor capacidad de excitar puede acortar el lapso de concentración y reducir el tiempo dedicado a otras actividades de desarrollo clave, como las interacciones inter-personales.
Los niños se ven sometidos a un sinfín de estímulos y a un exceso de información, que no les resulta inofensivo e inocuo, requiriendo poder canalizar los mismos, para evitar los problemas antes citados.
Décadas atrás los niños tenían la posibilidad de realizar actividad física libre, no reglada, como jugar en la plaza o andar en bicicleta, lo cual no sólo redituaba en un beneficio físico, sino también como un canal de descarga, y permitía potenciar la creatividad lúdica de los niños.
El deporte organizado les aporta a los chicos y a los padres tranquilidad, en cuanto a la práctica segura de actividad física (ver “Actividad Física y Salud. Deporte organizado”, publicado en Deportología Pediátrica) pero los niños también requieren la actividad física fuera de un marco de reglas, con mayor libertad. Más aún después de jornadas de 8 horas a nivel escolar.

 

En la actualidad se plantean grandes debates pedagógicos, sobre las diferentes modalidades educativas, la actualización de las currículas al mundo moderno, la necesidad de explotar los potenciales de cada niño, la individualización de la enseñanza, desarrollar la creatividad, etc., etc. (Ver Sir Ken Robinson).

Pero hay menos publicaciones referidas a nuevas tendencias en el rol de la educación no formal, es decir “lo que pasa en casa”. Y sin ser un especialista en la materia, pero si desde mi función como Pediatra, es donde creo que debería prestarse especial atención.

La familia, como núcleo constitutivo del niño, es esencial en la formación como persona e individuo social. Las modificaciones históricas ocurridas en la dinámica de la familia, han llevado a un cambio de paradigma, donde los niños son el centro de la acción. De hecho las publicidades están dirigidas a preadolescentes y adolescentes, como motor del consumo. Generando una dilución de los roles, y dificultad para determinar quién es la autoridad (bien comprendida) en el núcleo familiar, y por ende en la imposición de límites.

Y los niños que han perdido “el límite”, se encuentran con la realidad puertas afuera, lo que genera frustración y muchas veces dificultad de adaptación social y escolar.
Por otra parte, es mi opinión personal, que se han perdido ciertos VALORES que contribuían al respeto por el ser humano, y permitían una convivencia social y democrática más armónica. Y en nuestra sociedad no se premia al que estudia, se forma y se esfuerza, sino que los modelos sociales han transmutado y las nuevas generaciones buscan atajos para encontrar lo que consideran “ser exitoso”.

 

He aquí el rol preponderante que ocupa la práctica deportiva, y más aún el deporte competitivo, no necesariamente de elite. Donde los niños entienden la importancia crucial que implica el esfuerzo y el sacrificio en pos de un objetivo; y el concepto de RESPETO, por el Entrenador, los Compañeros y los Oponentes.

La competencia es un aprendizaje del “ganar y perder”, y que ambas eventualidades nos dejan cosas positivas y negativas, reconociendo virtudes y defectos, individuales y colectivos, propios y ajenos.
Y mucho más formativo es el deporte en equipo, donde a lo anteriormente citado, sumamos la camaradería, el compañerismo y la solidaridad, valores esenciales, para el éxito deportivo y la convivencia social.

 

La Educación Física Escolar, por su relación con el Deporte, debe promover los valores que el deporte debe y puede desarrollar; esta disciplina tiene, a través de sus contenidos y actividades, un enorme potencial para desarrollar al niño tanto física como personalmente y, de esta forma, para contribuir a la mejora de la persona.

Las prácticas que se organicen deben buscar el desarrollo integral, el desarrollo del cuerpo y de la mente, de la autoestima, el sentido ético y moral, de responsabilidad, de autonomía, de superación y de relación y aceptación de los demás, aceptación de las normas, de cooperación, responsabilidad, etc. y todo esto en un clima lúdico y de disfrute.

En las clases de Educación Física, el niño debe aprender a competir, resolver problemas, dialogar, superarse, ganar y perder, sin menospreciar a los que lo hacen y disfrutar de la práctica como elemento formador, integrador y emancipador.

 

El Congreso Mundial de Deporte para Todos, celebrado en Finlandia en 1990, hace especial hincapié en el valor del deporte para la formación integral de la persona, es decir, para todas y cada una de sus áreas del desarrollo, tanto para las físicas (forma física, salud y prevención de la enfermedad) como para las psicológicas (autoestima, personalidad, calidad de vida) y las sociales (relación con los demás, rendimiento escolar), además de poder influir sobre el desarrollo moral y la promoción de diversos valores sociales y personales “El deporte tiene el poder para cambiar al mundo. Tiene el poder para inspirar. Tiene el poder para unir a la gente de la manera en que pocas cosas lo hacen”.
“(El deporte) Le habla a los jóvenes en un lenguaje que ellos entienden. El deporte puede crear esperanza donde antes solo había desesperación. Es más poderoso que el gobierno en cuanto a romper las barreras raciales”

 

Bibliografía
-Efectos de la televisión y juegos electrónicos. Dres. Alison Parkes, Helen Sweeting, Daniel Wight, Marion Henderson Arch Dis Child 2013; 98: 341–348
-EL VALOR DEL DEPORTE EN LA EDUCACIÓN INTEGRAL DEL SER HUMANO.MELCHOR GUTIÉRREZ SANMARTÍN. Revista de Educación, núm. 335 (2004), pp. 105-126.
-Los valores en el deporte. Guillermo Ruiz Llamas, Dolores Cabrera Suárez. Revista de Educación, núm. 335 (2004), pp. 9-19.
-Trastornos de ansiedad en niños. Dr. Ariel Gold. Arch Pediatr Urug 2006; 77(1): 34-38.

Otras notas relacionadas