Bebés 38

Salir de viaje con un bebé

Viajar con un bebé despierta temores e inquietudes relacionados con la operatividad de la situación, el traslado y la estadía. Incluso encontramos opiniones muy diversas en relación al tema que nos llevan muchas veces a la duda y hasta modificar o bien cancelar la propuesta inicial.

…Viajar con un bebé despierta temores e inquietudes relacionados con la operatividad de la situación, el traslado y la estadía. Incluso encontramos opiniones muy diversas en relación al tema que nos llevan muchas veces a la duda y hasta modificar o bien cancelar la propuesta inicial.

Sea por vacaciones, visitar a un familiar, trabajo de alguno de los padres o cualquier otro motivo, siempre es posible decidir salir de viaje con un bebé.

Muchas familias viajan con frecuencia a destinos en los que tienen alguna casa, o familia o bien por costumbre. En estos casos al formar parte del hábito de los adultos es muy fácil organizar la primera vez con el bebé. Cuando el adulto y sobretodo la mamá se siente cómoda con el destino. Sea  porque lo conoce o simplemente porque siente tranquilidad. Genera un indicio de que más allá de la edad del bebé, es posible efectuar ese viaje.

El problema se genera cuando pretendemos innovar.

Por ejemplo, si los padres habitualmente acampan, no será difícil pensar en la misma forma de vacacionar teniendo en cuenta los detalles y necesidades del nuevo integrante de la familia. Si habitualmente viajan en avión a ver a sus familiares en otro país o provincia, tampoco será impedimento ya que forma parte del hábito previo a la llegada del pequeño.

 ¿A dónde vamos?

 Cuando el motivo del viaje es salir de vacaciones y por primera vez vamos a viajar con un bebé.  Es conveniente elegir entre destinos conocidos, no innovar la primera vez hace que los adultos se sientan más seguros por el simple hecho de conocer el trayecto, el destino, los servicios y prestaciones, las comodidades y demás.

Saber con qué contamos en el destino del viaje y durante el mismo nos da la posibilidad de optimizar el equipaje y llevar sólo lo necesario.

 Siempre que salimos por períodos prolongados con un bebé, es necesario tener un bolso de mano con los elementos de higiene, alimentación y varias mudas de ropa y abrigo.

Si vamos a ir a un hotel es importante averiguar, si tienen cunas, sillitas de comer, protección en las aberturas, calefacción, mosquiteros, lugar para calentar alimentos para el bebé y si los tomacorrientes son compatibles con nuestros enchufes. Si no tuvieran algo de esto que necesitamos, también podemos averiguar si cerca de ese lugar se puede alquilar esos elementos. También adaptadores para enchufes y transformadores para aquellos aparatos eléctricos que usemos con frecuencia, como calentadores de mamaderas, nebulizadores, caloventores etc.

Es conveniente llevar sabanas propias para la cama del bebé, sobretodo para conservar ese olor conocido y favorecer su descanso. Si el lugar carece de mosquiteros y estamos en época estival, es conveniente conseguir un tul para adaptar al lugar de descanso del bebé. Los repelentes de insectos para bebés son pocos, Chicco tiene una línea de protección que se puede aplicar desde RN. Además tienen unos dispositivos que por ultrasonido ahuyentan a los mosquitos en el área en la que está el bebé. Los celulares y las tablets tienen la opción de bajar programas que funcionan de una manera similiar. Los aparatos que funcionan con líquidos y pastillas también pueden ser usados en el ambiente del bebé. No aerolosoles ni spray.

¿Si viajamos en avión?

Al armar el equipaje de mano tenemos que prevenir que podría haber alguna demora en la salida de nuestro vuelo, esto vale para el cálculo de pañales, ropa de recambio, toallitas húmedas, mantas, alimentos del bebé, juguetes etc. Tener en cuenta que a veces la temperatura en los aeropuertos no es la adecuada para un bebé.

Es importante asesorarse en relación a la documentación y/o permisos para salir del país con un menor, evitá situaciones confusas y demoras.

En general las líneas aéreas poseen comodidades como cunitas o espacios más amplios que deberían ser gestionados con la reserva del vuelo.

También es importante tanto en el  despegue como en el  aterrizaje ayudar al bebé con la molestia que se genera en los oídos por la diferencia y adaptación de la presión del aire, esto puede hacerse o bien prendiéndolo a la teta para que succione, o con un chupete si es que no toma teta. Si no usara ni chupete ni teta, con un dedo limpio introducido en su boca. La intención final es que succione, ya que la succión al generar un movimiento en las mandíbulas favorece la adaptación a las diferentes presiones a las que nos vemos expuestos en esos momentos. Si estuviera dormido en alguno de esos momentos no es necesario despertarlo.

Viajes prolongados en auto

Si el viaje es en auto hay que usar las butacas adecuadas a la edad y peso del bebé. Hoy los autos ya vienen con la posibilidad de anclaje de sillitas con Isofix que las hacen más seguras aun. Si no fuera éste el sistema, entonces hay que buscar que el anclaje de la sillita, butaca o huevito sea el adecuado.

Pensemos en hacer las paradas que sean necesarias tanto para alimentar al bebé, como para cambiarle los pañales y hasta incluso para distenderse un poco todos.

Está absolutamente prohibido fumar dentro del auto con un bebé, este también será un motivo de parada.

Hay una gran variedad de juguetes para el auto que se ajustan a la parte trasera de los asientos para conseguir que se distraigan durante un viaje, es importante que estos juguetes sean ajustados con los mecanismos originales ya que están diseñados para no soltarse, sobretodo teniendo en cuenta que a veces los pequeños tiran o hacen fuerza y podrían provocarles golpes o lastimaduras.

Llevar música divertida para los momentos en los que permanece despierto y alguna versión mas tranquila para promover el sueño si es que no se duerme fácilmente, en general  el movimiento del auto funciona como un buen somnífero para bebés de hecho escucho muchos padres que salen a dormir a sus hijos en el auto…

Embarcados

Si la propuesta es en barco, ya sea por traslado o bien algo tipo crucero no hay mucha diferencia con las alternativas anteriores.

Cuando decidimos cruzar al país vecino en barco en general son viajes cortos y hay que tener a mano el equipaje necesario para ese período y contemplar también las demoras en las salidas.

Si el viaje es en Crucero y vamos permanecer unos días a bordo, hay que pesar en averiguar acerca de los servicios relacionados con la comodidad como ser, cunas, sillitas de comer. Saber si se puede llevar cochecito y si éste circula bien en las dimensiones de los espacios internos de la embarcación. Averiguar si la cocina tiene personal permanente para poder calentar una mamadera en la mitad de la noche o es necesario llevar un calentador individual, si hay baby-sitters a bordo para que los papás puedan asistir a algún espectáculo solos.

En conclusión sea cual sea el medio de trasporte, el destino del viaje y el motivo, siempre es posible hacerlo una vez que nuestro bebé nació. Simplemente hay que pensar en las variables necesarias para procurarse  que la vida sea lo mas parecida posible a la cotidiana, aprender a disfrutar con otros tiempos y otras actividades y no apurarse por llegar ni de ida ni de vuelta.

¡Buen Viaje entonces!

tvcrecer agradece a la Puericultora Silvia Sola

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...