Familia 18

El enojo de los chicos cuando ponemos límites

Muchas veces los chicos se enojan cuando los padres les ponemos límites. Sin embargo, los límites son indispensables para que nuestros hijos puedan desenvolverse en el mundo. Por lo tanto, ¿cómo debemos reaccionar cuando se enojan?

El enojo de los chicos cuando ponemos límites: Muchas veces los chicos se enojan cuando los padres les ponemos límites. Sin embargo, los límites son indispensables para que nuestros hijos puedan desenvolverse en el mundo. Por lo tanto, ¿cómo debemos reaccionar cuando se enojan?

Todos los padres experimentamos alguna vez el enojo de nuestros hijos más chicos cuando le pusimos algún límite. Y ante estas situaciones, a veces no sabemos cómo debemos reaccionar. Por eso es bueno que tengamos claro qué debemos hacer antes de que estas situaciones se presenten.

Leer también: El dificil arte de poner límites

Qué hacemos cuando se enojan:

Lo principal es que asumamos una postura comprensiva. Esto no significa que autoricemos a los chicos a hacer lo que quieran: ellos necesitan los límites para aprender a desenvolverse en el mundo y para colaborar con el bienestar de la familia. Pero sí quiere decir que nuestra respuesta no debe ser agresiva: enojarnos más solo creará una situación más tensa para nosotros y para el niño.

Una buena opción es abrazarlos hasta que se calmen. Quizás en principio rechacen el abrazo: en este caso, conviene dejarlos tranquilos o buscarles alguna distracción. Por ejemplo, podemos decirles: “No podés jugar con el vaso porque se puede romper y es peligroso, jugá con este sonajero que es mucho más divertido”.

Lo que debemos evitar es que el pataleo del chico provoque nuestro enojo. A veces, en momentos de ira podemos tomar muy malas decisiones, como agredir al chico con un golpe. Esto no debe hacerse en ningún caso. Por lo tanto, si vemos que estamos enojados es mejor que nos separemos del niño y lo dejemos en algún lugar seguro, de modo que haya protección mutua.

Las penitencias

Cuando los niños son muy chicos (menos de 5 años) debemos evitar las penitencias. Lo mejor es hablarles y explicarles que no pueden hacer algo, sin enojarnos, sin repetir la orden y sin dejar alternativa.

A partir de los 5 años podemos aplicar algunas penitencias que no afecten la salud del chico (por ejemplo, dejarlo una noche sin comer). Las penitencias deben ser cortas, de manera que nosotros las podamos sostener y que ellos las puedan cumplir.

Las penitencias deben ser reparadoras, para que al chico le permitan aliviar la culpa. No deben ser extremas ni provocarles el odio. Si generamos este sentimiento crearemos un problema, ya que probablemente el niño quiera vengarse luego.

tvcrecer agradece a la Lic. Maritchu Seitún

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...