Niños 56

El trastorno de Asperger

Características de este síndrome en el cual aquel que lo padece no muestra retraso en el desarrollo del lenguaje, como sí ocurre en otras formas de autismo.

 

Características de este síndrome en el cual aquel que lo padece no muestra retraso en el desarrollo del lenguaje, como sí ocurre en otras formas de autismo.

El llamado síndrome de Asperger o trastorno de Asperger (en referencia a un pediatra austríaco llamado Hans Asperger) es un conjunto de problemas mentales y de conducta que forma parte de las alteraciones del espectro autista y se encuadra dentro de los trastornos generalizados del desarrollo. La persona afectada muestra dificultades (de gravedad variable según los casos) en la interacción social y en la comunicación, como también en actividades e intereses en áreas que suelen ser muy restringidas.

Se diferencia del autismo infantil temprano y de otras formas menos específicas en que en el trastorno de Asperger no se observa retraso en el desarrollo del lenguaje, y no existe una perturbación clínicamente significativa en su adquisición. No hay retardo, por ejemplo en la edad en que surgen las primeras palabras y frases, aunque es probable que existan particularidades cualitativas (por ejemplo gramaticales) que llamen la atención, así como una preservación generalizada de la inteligencia. Si bien la edad de aparición y detección más frecuente se sitúa en la infancia temprana, muchas de las características del trastorno se vuelven más notorias en las fases más tardías del desarrollo, cuando las habilidades de contacto social comienzan a desempeñar un papel más central en la vida de la persona.

Los niños que padecen este problema pueden tener el Coeficiente de Inteligencia muy alto, tener una muy buena performance académica y una memoria excelente para detalles «sin importancia», como las fechas de nacimiento de todos los jugadores de su equipo favorito, pero a su vez carecen de las habilidades de cuidado propio y viven independientemente. Estos individuos pueden hablar reiterativamente de un cierto tema sin entender que este puede resultarle aburrido a los demás. Cuando un niño o individuo parece «diferente» o “raro» y tiene un proceso de pensamiento que no encaja en la manera “normal” de pensamiento de todos los demás, y muestra algunas características autistas requeridas, el síndrome de Asperger debería ser tenido en cuenta.

Un ejemplo clásico de un niño con el síndrome de Asperger sería un niño que tiene algunos comportamientos raros, poco contacto visual, capacidades de interacción sociales «perezosas», y un interés extremo a un tema central como un lavarropas. Al niño le gusta sentarse y mirar cómo gira la puerta del lavarropas, sabe todo sobre esta, inclusive su manual operativo y profesional y puede gastar horas perseverando sobre ello. Y cuando juega, puede tratar de implicar a algún amigo en su interés más emocionante por el lavarropas, sin darse cuenta cuan aburrido es para otros y ese será, inexorablemente, el final del juego. Este modelo puede presentarse en grados y circunstancias diferentes, pero el principio es el mismo: la carencia de capacidad de entender como otra gente percibe lo que uno hace, dice, o expresa con lenguaje corporal y expresiones faciales.

 

 

De la redacción de tvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...