Niños 46

El simple manejo de los lápices

Los lápices son un material de simple manejo para los chicos, y que tienen la importante ventaja de no ensuciar ni manchar

Los lápices son un material de simple manejo para los chicos, y que tienen la importante ventaja de no ensuciar ni manchar

El trazo suave y cómodo del lápiz, se adecua perfectamente a las necesidades artísticas de los chicos, que andan por los dos o tres años de edad. Aquellos que para hacer sus primeros dibujos muestran más entusiasmo que técnica, más intenciones que método, como es lógico, por otra parte, considerando los escasos meses de vida que llevan acumulados.
Mediante el manejo simple de los lápices, con su amplia gama de colores, los chicos se van familiarizando con este material, lo dominan con sencillez y le sacan provecho. Con la ventaja, respecto de otros materiales, como los marcadores, que no manchan, o las pinturas, que no requieren de agua para su aprovechamiento integral; con lo cual se disminuye a cero el riesgo de desastre, que significa el derramamiento del colorido líquido sobre la moquete, la mesa o la ropa del “artista”.
Las cajas de 24 o 36 unidades ofrecen un sinfín de tonalidades que despiertan el instinto creativo de los chicos y los estimula al máximo. Al punto de pretender, con obstinación, utilizar cada uno de ellos para pintar determinados objetos diseñados sobre la hoja, por lo general, casas, flores, animales, el sol, el mar, una estrella. Aunque cada uno de ellos sea similar entre sí y poco y nada se parezca al objeto pretendido en un principio. Todo se reduce, simpáticamente, a un manojo de rayas, trazos o manchones, uniformes, desproporcionados, pero muy coloridos. Eso sí. Con tan variada gama de lápices, color nunca va faltar en estas obras, las cuales, en un principio, los padres guardarán -al menos por un tiempo- con el celo y el cuidado de tener en las manos un Rembrandt o un Velázquez.
Los chicos prueban todos los lápices para ver cómo luce sobre el papel, el color que asoma en un extremo del tubito de madera. No obstante ello, en la mayoría de los casos, adopta dos o tres colores como favoritos y los usan hasta gastarlos. Y cuando la punta del lápiz se gasta o se parte, debido a la exagerada fuerza que aplican, surge otro divertimento: sacar punta. Y aunque esta tarea los frustre de entrada, porque no les resulta tan sencillo como imaginaban, les llama la atención la aparición casi mágica de la mina, por entre la madera, y, también, esa viruta que sale del sacapuntas. Otro material para otro tipo de trabajo, para cuando sean un poquito mayores y les de otro atacazo artístico.

De la redacción deTvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...