cancer-de-mamas

Puede evitarse el 10% de los casos de cáncer de mama

tvcrecer agradece a Fabiola Czubaj, del diario La Nación

Un informe sobre el estado de situación del cáncer de mama reveló, horas antes de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, que en nuestro país se podría evitar una de cada diez muertes con una mayor coordinación en el sistema de salud.

Según una estimación del Instituto Nacional del Cáncer (INC), esa mejora se traduciría en 600 muertes menos de las 5400 que se registran año tras año. “La falla más importante es el déficit en la organización -reconoció la doctora María Viniegra, coordinadora técnica del INC-. Tenemos los recursos humanos y físicos, pero no los estamos aprovechando como deberíamos. Con buenos sistemas de información, de capacitación, de control de calidad y pensamiento estratégico podríamos tener un mejor rendimiento.”

En el documento que la Unión Latinoamericana Contra el Cáncer de la Mujer (Ulaccam) presentó ayer a partir de un relevamiento realizado en Brasil, Colombia, México, Venezuela y la Argentina, que incluyen los datos del INC, consta también que nuestro país posee, después de Uruguay, la mortalidad más alta por cáncer de mama del continente, y resume las deficiencias del sistema de detección temprana, diagnóstico, tratamiento y registro que impiden evitar poco más del 10% de las 5400 muertes anuales.

“Haciendo las cosas bien, habría 600 muertes menos por año. Así dicho, podría no parecer tanto, pero es mucho. Estaríamos disminuyendo más del 10% de la mortalidad. Seguramente, ese número se podría afilar aún más con las nuevas terapias”, sostuvo el doctor Reinaldo Chacón, director académico del Instituto Alexander Fleming y presidente de la Fundación para la Investigación, Docencia y Prevención del Cáncer (FUCA), una de las tres ONG locales que integran la Ulaccam.

Por su parte, las representantes de las ONG argentinas de esa coalición coincidieron al enumerar las barreras más comunes en el país: la excesiva demora en los turnos, el acceso al tratamiento luego del diagnóstico, y la falta de información.

“Hay muchos lugares sin mamógrafos y las mujeres tienen que trasladarse a otra ciudad. Eso sólo lo pueden hacer si tienen el tiempo y el dinero, o la cobertura, para hacerlo -dijo María Alejandra Iglesias, que preside el Movimiento Ayuda Cáncer de Mama (Macma)-. El camino por recorrer está fragmentado por la falta de articulación entre los centros y los especialistas. Esto desorienta y cuando una mujer recibe el diagnóstico, no sabe adónde ir. Si se acerca a una ONG, la orientamos. Si no, está sola.”

La licenciada Susana Korinfeld, directora de FUCA, insistió en la necesidad de facilitar y agilizar los trámites para acceder a los tratamientos. También reclamó empezar a trabajar más en la prevención.

“La mujer debe realizarse un control anual con el médico de cabecera, los médicos deben indicar los estudios pertinentes, los centros de salud deben contar con equipamiento de calidad y se deben agilizar los trámites, entre otras medidas importantes para disminuir las muertes por cáncer de mama”, dijo María Graziella Donnet, presidenta de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec).

El informe muestra diferencias regionales en la mortalidad y brechas en el acceso a la mamografía (la cobertura es del 75% entre las porteñas y del 14% entre las formoseñas, por ejemplo). Revela que sólo 10 provincias poseen unidades de radioterapia y que “en la mayoría de los casos son unidades de telecobaltoterapia o aceleradores lineales de vieja data”. Además, el 46% de las provincias no tiene un programa de prevención y control de la enfermedad, y falta información sobre cómo los bancos de drogas entregan los tratamientos para quimioterapia y hormonoterapia, entre otros.

Cada año, en el país se diagnostican unos 18.000 nuevos tumores. En general, el 60% son avanzados. Eso, básicamente, es por la falta de información. “No hay una búsqueda activa de las mujeres, en especial de las que viven en el interior del país. Hay grandes inequidades y desigualdades dentro del país. Hay demoras de entre 1 y 150 días entre el diagnóstico y el tratamiento. En algunos lugares, las mujeres tienen que recorrer kilómetros para recibir la radioterapia”, comentó el doctor Antonio Lorusso, director médico de Lalcec y profesor titular consulto de ginecología de la Facultad de Medicina de la UBA.

En tanto, el doctor Horacio Limongelli, asesor médico de Macma, recomendó “que los ginecólogos y los obstetras estén atentos al cáncer de mama”, que también puede aparecer en el embarazo..

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas