livia-sola-11
1

Livia: La historia de la abuela de 100 años

El Dr. Diego Montes de Oca y el equipo de TvCrecer realizaron una hermosa entrevista a Livia, la abuela cordobesa que el sábado 3 de febrero cumplió 100 años. “Le voy a decir que yo me siento como una niña de 15” comienza diciendo ella en su último día con 99 años.

 

Livia vive en Mendoza (Godoy Cruz) hace muchos años, es madre de dos hijas, abuela de cinco nietos y de ocho bisnietos; ella vive su rol como abuela y madre con alegría: “ser mamá es lo que toda mujer anhela, es un sentimiento que todas tenemos y como abuela sos como una segunda madre” nos dice mientras una de sus hijas y sus nietos, que la visitan casi todos los días y no paran de cuidarla, preparan su fiesta de cumpleaños.

El tener una familia grande la hace reflexionar acerca de la crianza de los niños en la actualidad: “Cariño y severidad”, esos eran los dos conceptos que tenía en cuenta para la educación en su casa y que sus dos hijas, Adriana y Marta, se hayan convertido en dos profesionales son los frutos de una madre que supo dar amor, pero también, poner límites: “Me gustaba cuando se podía ir aconsejando y guiando a los chicos, no me gusta el hoy en día en ese sentido porque cuando se pierde el respeto se pierde todo”

Y de sus casi cien años ¿Cuáles fueron los que estuvieron más llenos de recuerdos y vivencias para Livia?: “Los mejores años fueron cuando tenía  a mis padres y a mis siete hermanos conmigo. Luego los mejores fueron cuando me casé. Rafael fue un hombre excelente, un buen padre y esposo, estuvimos juntos 25 años y ahora hace 45 años que él falleció y nunca más, fue el hombre de mi vida ”

Un día habitual de ella, lejos de ser sedentario,  incluye el quehacer de muchas tareas domésticas, incluidos la cocina, el lavado de platos, alguna que otra caminata y varias cosas más que la mantienen activa; entonces nos preguntamos ¿Cómo hizo para llegar a casi un siglo de vida en el perfecto estado de salud y lucidez que tiene? Además del hecho de que durante toda su vida recibió mucho amor, ella cuidó su cuerpo y mantuvo una alimentación saludable a lo largo de los años: “Hay que comer para vivir y no vivir para comer”; Aunque Livia atribuye su longevidad (por el hecho de ser católica) sobre todo a Dios que fue su conductor y agradece todo lo que Él y la vida le han dado.

Finalmente, después de muchos preparativos, el sábado tres de febrero Livia cumplió sus cien años y su familia realizó una gran fiesta en un salón para conmemorarla como se lo merece y luego una misa para concluir el festejo.

livia-con-sus-nietos

Livia con sus nietos

livia-con-sus-biznietos

Livia con sus bisnietos

 

 

 

 

 

 

 

 

livia-con-sus-hijas

Livia con sus hijas

TvCrecer agradece a Livia y a su familia por la predisposición para realizar la entrevista.

De la redacción de TvCrecer

Otras notas relacionadas