Bebés 11

El llanto del bebé a la noche

El cuidado del bebé es un trabajo de 24 horas, que implica levantarse por las noches para

tvcrecer agradece a Silvia Solá

El cuidado del bebé es un trabajo de 24 horas, que implica levantarse por las noches para atender las necesidades del pequeño. La interrupción del sueño y el cansancio muchas veces generan conflicto en la pareja. Lo más conveniente es discutir una rutina de cuidado del bebé durante las noches.

En medio de un sueño profundo te despierta el llanto del bebé. Das una vuelta y mirás el despertador: 3 de la mañana. Después de un suspiro, le preguntás a tu pareja: ¿Vas vos o voy yo?… ¿A quién no le ha pasado?

Durante los primeros meses, los cuidados que requiere el bebé a la noche complican el sueño de la pareja. En algunos casos, esta situación puede llevar a discusiones en la pareja sobre quién debería ir. Es razonable, ya que ambos están cansados de la jornada y quisieran aprovechar la noche para dormir largo y tendido. Para evitar conflictos, es bueno que la pareja se tome un tiempo durante el día para pensar un plan de cuidado del bebé durante las noches.

El consenso de ambos: un aspecto fundamental para evitar conflictos

Un consejo preliminar: la mitad de la noche nunca es un buen momento para ponerse a discutir cómo debe administrar la pareja el cuidado del bebé. A menudo ocurre que las parejas plantean los problemas en medio de situaciones de cansancio o tensión, que suelen llevar a los gritos y la exasperación. Un mejor método es tomarse un rato del día y, café de por medio, charlar las cosas que nos afectan y las diferentes maneras de solucionarlas.

Para determinar el cuidado del bebé a la noche, cada pareja tiene sus códigos. Sin embargo, es conveniente tener en cuenta algunas cuestiones antes de sentarse a discutir. En primer lugar, hay que ver cómo se toma cada miembro de la pareja el cuidado del bebé. Algunos padres no se acomodan perfectamente al despertar en medio de la noche; otros sufren el agotamiento y al día siguiente tienen un mal rendimiento en el trabajo. Asimismo, muchas mujeres se toman con tranquilidad las interrupciones nocturnas; mientras que otras se debaten entre la dualidad de no querer despertar al padre y, al mismo tiempo, no aguantar el agotamiento. Por lo tanto, hay que plantear con sinceridad la situación de cada uno, explicar cómo se sienten, y ajustar las rutinas como les quede más cómodo a ambos –obviamente, esto puede significar algunos sacrificios de cada una de las partes: no todas son rosas en el cuidado del bebé-.

Dividir las horas y, a veces, también los espacios

La mayoría de las parejas resuelve la disputa dividiéndose los tiempos: muchos se turnan un día cada uno, aunque otros prefieren hacer una semana cada uno. Otra opción es poner horarios: hasta una determinada hora, el bebé es cuidado por el papá, una vez que llega ese límite horario la que se encarga es la mamá.

En algunos casos, al papá o la mamá prefiere dormir en el living o en otro cuarto para poder aprovechar mejor el sueño. A algunas personas esta situación les da pánico, ya que creen que están perdiendo a su pareja. Pero no hay que ser tan drásticos, muchas veces este es el mejor modo de mantener la armonía, y hay muchas parejas que adoptaron este esquema y hoy siguen juntas.

Los momentos de mayor agotamiento se dan en los primeros tres meses desde que llega el bebé: luego ya nos vamos acostumbrando a la situación. Por lo tanto, es en estos primeros meses cuando más paciencia y más comprensión tienen que tener tanto el papá como la mamá.

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Cada hijo necesita sentirse único”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...