Happy Young Children Having Fun

Etapas del desarrollo: los once años

tvcrecer agradece a la  Lic. Elba Balbarrey, Directora en Centro Psicopedagogico La Merced

Los chicos de 11 años viven un período de muchos cambios: al crecimiento del cuerpo se suma la revolución de las hormonas, que les provocan cambios de humores muy fuertes. A pesar de que a veces muestren lo contrario, siguen disfrutando la vida en familia.

Aunque no hay dos niños exactamente iguales, los niños suelen transitar las mismas etapas del desarrollo. En general, un niño de once años está constantemente en movimiento, tiene mucha energía y le cuesta mucho trabajo quedarse quieto. Su apetito aumenta, es época de crecimiento y necesita dormir más. El crecimiento desigual de los huesos, músculos y órganos le pueden dar una apariencia algo torpe. El chico se da cuenta de que su cuerpo comienza a cambiar y está absorto en su persona. En este tiempo comienza la tan renombrada revolución de las hormonas, que generan todo un desorden en los chicos y en las chicas, que no saben cómo dominarlas.

Los chicos de once años tienen emociones muy fuertes. Sufren cambios de humor y pueden pasar de la tristeza a la alegría desbordada sin saber bien por qué. A veces rechazan las muestras de cariño aunque las siguen necesitando. Todavía permanecen muy apegados a la familia aunque en sus conversaciones parezcan menospreciar a la misma.  Parece que no siempre está interesado, pero le gusta pasar tiempo con su familia.

Existe una relación de afecto y dependencia de ambos padres, y desea participar más en las decisiones que le afectan. Entra en conflicto fácilmente con sus hermanos y discute con sus padres sobre tareas, deberes y órdenes. Tiene tendencia a ser desorganizado.

Los amigos son muy importantes. En esta etapa se forman grupos de amigos que pueden excluir a otros niños. Eligen amigos con mismos gustos y aficiones. Sus amigos son del mismo sexo y sus relaciones con los demás se tornan más complicadas y sentimentales. Buscan la aprobación social de sus compañeros y se preocupan por la opinión de los otros.

El espíritu competitivo es muy fuerte. Los deportes en equipo son muy populares. Se interesa en actividades de búsqueda y exploración y se informa en cuanto a la reproducción. Es una etapa en la que recrudecen los temores y no le gusta estar solo.

Otras notas relacionadas