Bebés 36

Hábitos a la hora de comer

Cuando son chicos, los niños no tienen la voluntad suficiente para dejar sus juegos y diversiones y venir a la mesa. Pero el momento de la comida es muy útil para el bienestar y la educación de nuestros hijos. En esta nota proporcionamos algunos consejos para hacer de la comida un momento especial.

Cuando son chicos, los niños no tienen la voluntad suficiente para dejar sus juegos y diversiones y venir a la mesa. Pero el momento de la comida es muy útil para el bienestar y la educación de nuestros hijos. En esta nota proporcionamos algunos consejos para hacer de la comida un momento especial.

Hábitos en la mesa

Hablemos de la comida a partir del primer año, cuando el chiquito ya come prácticamente lo mismo que el resto de la familia. Cuando los más chiquitos no comen en la mesa con papá y mamá, es importante que uno de ellos se siente y los acompañe iniciando lo que luego será el encuentro familiar. Para los chicos es muy distinto que mamá aproveche su hora de comer para hacer unos llamaditos a que mamá se siente y conversemos, me ayude a cortar la carne, me vaya explicando con qué mano se toma el tenedor o el vaso. Les fascina que mamá no atienda el teléfono “porque está comiendo con los chicos, les dan más ganas de quedarse, de terminar el plato, de esperar que termine la hermanita.

Para los más chiquitos: traerlos a la mesa no es un gran programa para ellos. Dejan la televisión o el juego para venir a comer, por lo que necesitan “yo-auxiliar» para hacerlo. Primero los llamamos y después, sin enojarnos (ya que son chiquitos y no tienen voluntad suficiente) los vamos a buscar: esto ahorra muchas peleas innecesarias.

Debemos comer sin televisión y sin juguetes, ya que la hora de comer tiene que convertirse en un momento especial del día, de gran intercambio humano. Es verdad que la tele y el juego son grandes recursos para los inapetentes, pero no se trata de embucharlos sino de acompañarlos hasta que aprendan a disfrutar el momento y la comida. Hasta los dos años, sobre todo mientras les damos de comer, quizás sigamos jugando al avioncito o a “un bocado para papá, otro para mamá», pero en cuanto empiezan a comer solos (y cuanto antes mejor) se acaban los juegos. Además, a la mamá se le complica si tiene que hacer jueguitos para que coman Pedrito (3) y Manuela (1): no alcanzan las manos.

tvcrecer agradece a la psicóloga Maritchu Seitún

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...