Niños 12

El arte de dibujar con tizas

Este tipo de materiales les plantea distintas dificultades a los chicos, acostumbrados a trabajar con elementos de otras características. Pero con creatividad e ingenio, se adaptan rápidamente y lo disfrutan tanto como haciendo dibujos más tradicionales.

 

Este tipo de materiales les plantea distintas dificultades a los chicos, acostumbrados a trabajar con elementos de otras características. Pero con creatividad e ingenio, se adaptan rápidamente y lo disfrutan tanto como haciendo dibujos más tradicionales.

A la edad en la que hacen sus primeros garabatos, dibujar con tiza les plantea distintos desafíos a los chicos. No es lo mismo dibujar, o esbozar dibujos, con lápices, marcadores, pinturas (acuarelas, témperas, acrílicos) o crayones. Elementos, todos ellos, con los que las criaturas están más familiarizados. Ya que a los dos o tres años de vida no es tan habitual que tengan a mano tizas para colorear, en lugar de lápices, crayones, marcadores o el resto de los elementos básicos para esta actividad.
Todo es distinto al emplear tizas: el trazo, la textura, la posición adoptada para dibujar o colorear (vertical en lugar de horizontal) y la superficie donde plasmar la idea que ronda el pequeño cerebro: un pizarrón, en vez del clásico papel. Estas diferencias vienen a ser nuevas dificultades que los niños deben enfrentar, obstáculos a superar. Y es necesario, casi imprescindible, ser creativos, imaginativos, para lograr superarlos, en definitiva, para adaptarse a las nuevas condiciones impuestas por los novedosos materiales.
Los dibujos, por supuesto, difieren de los realizados en hojas, y requieren creatividad. En este caso hay que pintar con blanco sobre negro. Y enfrentar el dibujo desde otra perspectiva: paralelo al pizarrón, que generalmente cuelga de una pared, y no perpendicular a la “obra de arte”, como acontece cuando un chico se sienta en una silla, junto a una mesa y coloca un papel delante, encima de esta.
El polvo que desprende del roce de la tiza sobre la rugosa superficie del pizarrón es otra novedad. Un poco molesta, sobre todo al principio. Al igual que la acción de borrar. De todas maneras, la versatilidad e ingenio de los pequeños, para desenvolverse con este tipo de materiales, les permita tomarle rápidamente la mano y dibujar con tizas se disfruta tanto como hacerlo sobre un papel. El problema es que la obra de arte, registrada sobre el pizarrón, tiene fecha de vencimiento, porque no es posible comprar un pizarrón cada vez que los artistas culminan una obra y la musa inspiradora les dicta una nueva.

De la redacción de Tvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Esta noche contale un lindo cuento”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...