Bebés 32

¿Cuál es el chupete más adecuado?

El chupete es una de las costumbres más comunes en las familias que tienen bebés. Sin embargo, para que no sea un factor de riesgo debemos saber qué tipo de chupete conviene para nuestro hijo según la edad que tenga.

El chupete es una de las costumbres más comunes en las familias que tienen bebés. Sin embargo, para que no sea un factor de riesgo debemos saber qué tipo de chupete conviene para nuestro hijo según la edad que tenga.

El chupete es uno de los elementos más habituales en las familias con bebés, pero nunca debemos olvidar que debe ser usado bajo el control de los padres y siguiendo algunas recomendaciones.

Existen miles de chupetes diferentes por su formato, por su tetina, por sus colores, por su tamaño, por la rigidez o flexibilidad de los materiales que los constituyen. Pero en esencia podemos decir que el chupete tiene 4 partes bien diferenciadas, y a veces un quinto componente. Estas partes son la tetina, el escudo, el anillo o tirador, el obturador y a veces el capuchón.

Tetinas

Las tetinas pueden dividirse claramente en 2 tipos: tetinas de silicona y tetinas de látex. Cada uno de esos tipos incluye a la vez diferentes formatos: redondo, anatómico y simétrico.

Las tetinas de silicona tienen la característica de que son indeformables, inodoras e insípidas. Es decir que con el uso no se van agrandando, no tienen un olor, ni un sabor fuerte característico. Estas tetinas son recomendables hasta la etapa en que el bebé comienza la dentición (aprox. 4 a 6 meses de edad). Desde allí en adelante, aunque en realidad siempre es recomendable hacerlo, la tetina debe revisarse bien cada vez que se le da al bebé, ya que puede desgarrarla al morderla. Esto difícilmente ocurra, pero hay que estar atento ya que hay bebés con mucha fuerza en sus mandíbulas. Muchos de ellos toman la costumbre de masticar la tetina.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta que el chupete no debe ser utilizado para que el bebé lo tenga largos periodos de tiempo en la boca. El chupete debe ser un recurso de uso eventual, espaciado y de corta duración.

Las tetinas de látex, por el contrario, se agrandan con el uso, tienen un olor característico (cuidado con las que tienen olor a vainilla, ya que eso muchas veces se logra con aromatizantes no permitidos y además ese olor se va al primer uso) y hasta sabor característico. También deben ser revisadas antes de cada uso. Se desgastan más rápido que las de siliconas. Pero tienen la ventaja de ser más resistentes al desgarro por mordedura, por lo cual son más recomendables a partir de los 4/6 meses de edad.

En ambos materiales podemos encontrar las versiones redonda, anatómica y simétrica, cada una en diferentes talles para adaptarse mejor al tamaño del paladar del bebé. Las tetinas redondas parten de la concepción de un elemento que se asemeje al pezón materno. Son las primeras que aparecieron en el mercado y aun siguen teniendo la preferencia de muchas mamás y bebés. Siempre es recomendable tanto en este como en otros formatos comenzar por el tamaño más pequeño.

Las tetinas anatómicas parten del concepto de un formato irregular que se adapte al paladar del bebé para evitar eventuales deformaciones del mismo. Este concepto puede ser útil si el bebé utiliza mucho el chupete, cosa que no debería hacer. Pero incluso este formato tiene un inconveniente que es que el bebé suele girar el chupete en su boca. Por lo cual la tetina deja de cumplir su cometido de amoldarse al paladar del bebé. Por tanto, el adulto debe estar atento a estos movimientos.

Quizás para superar este problema, se lanzó al mercado el formato simétrico. En este caso, la adaptación al paladar es buena aunque no tanto como en el caso de la anatómica. Pero al girar la tetina dentro de la boca del bebé, no se produce efecto negativo ya que la tetina es simétrica, no irregular.

Finalmente puede decirse que es conveniente, y así lo exigen las normas internacionales, que la tetina no tenga una longitud mayor que 30 mm desde la base del escudo hasta el extremo de la tetina.

Leer también: Beneficios y riesgos del uso del chupete 

Escudo

El escudo también tiene diferentes formatos: cóncavos, convexos, rectos, etc.; y diferentes materiales: flexibles, rígidos, mixtos. Lo más importante de esta parte del chupete es que tenga los orificios de ventilación adecuados y que tenga las dimensiones adecuadas para evitar riesgos al bebé.

Existe una norma de seguridad (en realidad cada país o grupo de países tiene una, aunque esa norma es muy similar en todos lados) para la construcción de chupetes.

En Argentina se trata de una norma IRAM, que aquí no es de cumplimiento obligatorio. Esta norma estipula la fuerza de tracción que debe resistir una tetina. La fuerza de tracción que debe resistir el anillo o tirador. El largo máximo que debe tener una tetina.  El tamaño y ubicación de los orificios de ventilación en el escudo. Las dimensiones del escudo, las dimensiones del obturador y su ubicación, etc. El escudo debe poseer 2 (como mínimo) orificios de ventilación de mínimo 3mm de diámetro (norma Argentina) para permitir el paso de aire.

Obturador

Esta parte del chupete es la que traba la tetina contra el escudo. Es una parte que responde a las necesidades mecánicas del producto. Debe poder retener a la tetina armada con el escudo soportando fuerzas de tracción que la hagan segura para el bebé.

Anillo o Tirador

Aquí también tenemos una diferencia de formatos que hace al diseño del producto. Algunos chupetes presentan un anillo y otros solo un tirador. En ambos casos este dispositivo debe estar diseñado para que en el improbable evento de que el niño introduzca el chupete adentro de su boca. El chupete pueda ser agarrado y extraído de la boca sin mayores dificultades. Las normas especifican por tanto que tipo de dimensiones y formato deben presentar estas partes. El anillo no debe ser rígido, debe poder moverse hacia arriba y hacia abajo, y es conveniente que este retraído y apoyado sobre el escudo durante el uso.

Capuchón

Este dispositivo sólo sirve a los efectos de proteger al chupete y preservarlo de la suciedad. Es bueno que el capuchón no se separe del chupete cuando el chupete se cae. No existen normas con respecto al capuchón, ya que es una parte del chupete que no está diseñada para ser llevada a la boca por el bebé.

tvcrecer agradece al Dr. Diego Montes de Oca

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...