Bebés 17

Bronquitis causas, efectos y prevención

Provocada por un virus, presenta síntomas de clara identificación que obligan a una consulta médica de brevedad, para que la situación no conlleve mayores complicaciones. Los bebés son los más propensos a contraerla.

Provocada por un virus, presenta síntomas de clara identificación que obligan a una consulta médica de brevedad, para que la situación no conlleve mayores complicaciones. Los bebés son los más propensos a contraerla.

Los pediatras aconsejan una consulta inmediata ante determinados síntomas detectados en los bebés. Estos son la agitación o dificultad para respirar, que dentro  de los posibles diagnósticos esta justamente la a bronquitis, con consecuencias graves si esta se agrava y no es tratada a tiempo.

La bronquitis es una enfermedad que provoca la inflamación y obturación de los bronquiolos, es decir de las pequeñas vías aéreas en que se dividen los bronquios, llegando a los alvéolos pulmonares. Esta afección impacta fundamentalmente en los bebés y se extiende a los niños hasta que cumplen dos años de vida. Su causa más frecuente es el llamado virus respiratorio sincicial (VRS). Por su acción, las vías aéreas más pequeñas se inflaman y se obstruyen, y como consecuencia de ello, el niño tiene severas dificultades para respirar.

El problema, que suele durar entre siete y catorce días, suele comienzar como una infección leve de las vías respiratorias superiores, como si se tratase de un resfrío o de un catarro, que en ocasiones es acompañado de fiebre. El virus es de rápida propagación y en la mayoría de las situaciones, este se disemina cuando alguna persona infectada estornuda y toma contacto con un bebé o un niño, mediante su respiración. También el contagio se produce al ingresar el virus por la boca o los ojos.

Si un niño ha sido contagiado, enseguida se le notan claros síntomas: silbidos al respirar, una respiración rápida y un malestar general. Además, se hace ostensible el esfuerzo de la criatura por inhalar aire a toda costa, una acción que retrae los músculos intercostales, cosa que se traduce, por ejemplo, en dificultades para alimentarse. Si la piel del bebé adquiere una tonalidad azulada, el asunto ya es grave y requiere de una intervención urgente de los médicos especialistas.

¿Cómo hacer para prevenir la bronquitis? Es esencial el correcto aseo de manos (con agua y jabón), luego de volver a casa desde la calle, antes de cocinar o comer, y después de ir al baño o cambiar pañales. También se recomienda no fumar cerca de los bebés, ni siquiera al aire libre. Sostener la lactancia materna hasta los dos años. Tener el carnet de vacunación al día, sobre todo para evitar complicaciones. No medicar sin la debida autorización del médico. Mantener al niño en un ambiente ventilado. Y si el bebé en cuestión presenta decaimiento o rechaza el alimento, respira agitado y con silbidos o ronquidos, se le hunde el pecho al respirar o tiene fiebre, no debe dudarse en instante en consultar con el pediatra. La brevedad en el tratamiento es determinante para achicar los márgenes de riesgo y que la enfermedad no alcance mayores complicaciones.

El virus es veloz, el tiempo esencial.

 

De la redacción de tvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Cada hijo necesita sentirse único”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...