Niños 9

Ojo al piojo

Los piojos provocan una fuerte picazón que puede derivar diferentes tipos de infecciones. Abundan los productos y los tratamientos para prevenir su presencia o para erradicarlos.

Los piojos provocan una fuerte picazón que puede derivar en diferentes tipos de infecciones. Abundan los productos y los tratamientos para prevenir su presencia o para erradicarlos.

En tiempos de playa y piletas, abundan esos bichitos que se prenden como garrapata de los pelos de los chicos y no los dejan. No sólo no los dejan, sino que se reproducen como conejos. Pero no son ni garrapatas ni conejos, son los piojos. ¿Qué hacer para evitarlos? ¿Cómo proceder para eliminarlos?

Los piojos no vuelan, pasan de cabeza a cabeza a través de gorros, sombreros, sábanas, toallas, por lo tanto parece imposible evitar el contagio porque no depende del aseo de uno. Estos provocan, primero, una fuerte picazón e irritación, y luego, lesiones en el cuero cabelludo, como consecuencia del constante rascado. Por lo tanto, es imprescindible prevenirlos y combatirlos.

A los piojos les gusta un entorno cálido, por lo que suelen acomodarse, generalmente, en la zona de la nuca o detrás de las orejas. Si las niñas llevan el pelo recogido y la nuca despejada, los piojos ya no estarán tan a gusto. Lo mismo si los chicos lo llevan corto, ya que se les hace más complicado unirse a los cabellos.

En ocasiones, dentro de la misma familia, se puede observar que algunos niños parecieran atraer a los piojos y otros no. Y esto se debería a una cuestión de acidez en el ph de la piel. A mayor acidez, menos piojos. Así, podemos intentar incrementar la acidez del ph del cuero cabelludo, empleando vinagre templado después de lavar el pelo de los chicos. Las lociones preventivas también ayudan a combatirlo. En este caso es importante no confundir este tipo de producto con los que se utilizan para eliminarlos, una vez producida la infección. Del mismo modo, si se emplean las lociones preventivas cuando ya hay piojos, porque de este modo se inmunizan y se vuelven resistentes a los tratamientos.

Si a pesar de estas prevenciones, los piojos igual aparecen, habrá llegado el momento de combatirlos mediante un tratamiento. Los hay y en buena cantidad, en farmacias y locales específicos. También puede recurrirse a métodos caseros, como el vinagre caliente (nunca a más de 50 grados) y mantener al chico durante una hora con la cabeza envuelta con un gorro de ducha, por ejemplo. Una vez utilizado el tratamiento elegido hay que utilizar los peines específicos conocidos como liendreras con púas pequeñas y muy juntas que arrastran los huevos, las larvas y los piojos. Este es un trabajo minucioso que hay que hacer con paciencia ya que cualquier huevo que quede vivo iniciará de nuevo la infección.

Es necesario continuar con la revisión durante los siguientes días, empleando el peine específico y, además, repetir el tratamiento, si así lo indica el producto utilizado.  Luego las revisiones se irán espaciando en el tiempo hasta convertirse en una rutina periódica de prevención. Y los piojos, hartos de tanto ajetreo y sustancias raras, terminen emigrando. O desapareciendo.

De la redacción de Tvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Cada hijo necesita sentirse único”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...