¿Qué es la anemia? La anemia, puede ser una disminución de glóbulos rojos o cuando estos contienen menos hemoglobina que la necesaria. La hemoglobina, es una proteína rica en hierro, y es la que transporta el oxígeno a todo el cuerpo.

La falta de hierro es una de las carencias nutricionales más frecuentes y es la causa más común de la anemia.

Los niños necesita mucho hierro para crecer y desarrollarse bien por eso se les da suplementamos de los 4 meses al año . En la mayoría de los niños, la anemia es leve, y no presenta síntomas.  Esto es muy peligroso porque no nos damos cuenta y no tiene en su cuerpo el hierro necesario para poder crecer bien. En los casos más importantes, los síntomas son; palidez, fatiga, irritabilidad, falta de apetito.

Los estudios comprueban que la deficiencia de hierro incide de manera clara en el desarrollo intelectual y cognitivo de los seres humanos.

Cuando se diagnostica anemia, más allá de los suplementos que se le recomiendan. Existen ciertos alimentos que pueden ayudar a que el niño ingiera más hierro. Las comidas que contienen más hierro son las carnes, los vegetales y las legumbres.

Por otro lado, la vitamina C ayuda a absorber el hierro. Por lo tanto, jugos de naranja naturales están indicados en esta etapa. Al igual que otras frutas y verduras de hojas verdes como la acelga, espinaca, berro etc. Los frutos secos como anacardos, nueces, avellanas, pistachos, almendras tostadas, también son ricos en hierro.

Hay que estar muy atentos a la dieta de los niños y en caso de comprobar la anemia por déficit de hierro, el médico le indicará el tratamiento más conveniente.

Leer también: Hierro: por qué es importante y qué es la anemia 

La anemia puede aparecer también en las mujeres embarazadas  en distinto grado. Especialmente a partir de la semana 20 de gestación. Muchas mujeres embarazadas tienen algún grado de anemia que no resulta perjudicial. Pero las anemias provocadas por anomalías hereditarias en la hemoglobina pueden complicar el embarazo. Se realizan análisis de sangre para detectar estas anomalías.

La anemia durante el embarazo aumenta el riesgo de enfermedades. El bebé depende de la sangre de la madre y la anemia puede ocasionar un crecimiento deficiente, provocando  un nacimiento prematuro y un bebé de bajo peso al nacer.

En la madre también aumenta la posibilidad de que aparezcan enfermedades. Se ve pálida y el esfuerzo extra que el organismo debe  hacer puede provocar que la embarazada se sienta más cansada, decaída e irritable.

 Los tipos de anemias que pueden producirse en el embarazo son :

Anemia gravídica: Se produce al aumentar hasta en un 50% el volumen sanguíneo de la mujer. Esto hace que la concentración de glóbulos rojos en su cuerpo se diluya. No se considera anormal o peligrosa excepto en los casos en los que los niveles disminuyen demasiado.

Anemia por deficiencia de hierro o anemia ferropénica: En el final del embarazo el bebé necesita de los glóbulos rojos de la madre para su crecimiento. Si la mujer tiene una buena reserva en la médula ósea, no habrá problemas. Pero puede que el bebé no  tenga satisfechas sus necesidades. Si no hay suficiente hierro almacenado la madre note esa falta. Por ello es importante llevar una nutrición adecuada con alimentos ricos en hierro y prevenir la anemia por ausencia de este mineral.

Anemia por deficiencia de vitamina B12: Esta vitamina es importante para la formación de glóbulos rojos y la síntesis de las proteínas. Es necesaria una adecuada nutrición que incluya alimentos como leche, carnes, huevos… para prevenir la deficiencia de vitamina B12. Las mujeres vegetarianas, tienen más posibilidades de padecer deficiencias de esta vitamina, y necesitar suplementos durante el embarazo.

Anemia por deficiencia de ácido fólico:   El folato es una vitamina B que funciona con el hierro para la formación de los glóbulos. Generalmente esta deficiencia esta relacionada con la falta de hierro. Recuerda que el ácido fólico disminuye el riesgo de dar a luz un bebé con determinados defectos congénitos. Es por eso que se recomienda y es importante ingerir un suplemento de ácido fólico antes de quedar embarazada y durante la gestación. También  es necesario consumir alimentos ricos en esta vitamina.

Leer también: Anemia ¿Como prevenirla?

En muchos casos la anemia depende de la falta de nutrientes esenciales. Por lo que la mujer embarazada  tiene que saber que es importante llevar una nutrición adecuada y equilibrada antes y durante el embarazo.

Tanto en niños como en las mujeres embarazadas es importante ir al médico para que te recomiende la dieta adecuada y si es necesaria la suma de algún suplemento.

 

Fuente: bebés y más

De la redacción de tvcrecer

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate
tvcrecer.com

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...