Familia 34

Alimentos que ayudan a prevenir enfermedades

La alimentación sana protege nuestro sistema inmunológico y nos previene de enfermedades graves.

La alimentación sana protege nuestro sistema inmunológico y nos previene de enfermedades graves.

Además de los reconocidos beneficios que produce el consumo periódico de fibras, frutas y verduras, un nuevo antecedente se ha sumado al listado de propiedades que estos alimentos otorgan a nuestra salud. Recientes estudios buscan develar si existe relación entre los factores que producen obesidad y el cáncer, y cómo algunos alimentos pueden retrasar el desarrollo de la enfermedad, impidiendo su avance y transformándose en protectores del sistema inmunológico.

Según RESULTADOS DE INVESTIGACIONES el 35% del diagnóstico de cáncer es posible vincularlos a la dieta. Además de factores reconocidos, como el estrés y el tabaco, los vinculados a los alimentos, como la sobrecocción o la fritura de las carnes, los nitritos que se agregan a los fiambres, los ahumados, las grasas y el alcohol también tienen efectos negativos en nuestro organismo.

Para los especialistas, la prevención está en cuidar nuestra alimentación. En este sentido han elaborado  claves para que lo que comemos nos ayude a reducir la probabilidad de tumores:

1) Comer pocas grasas. En el último congreso de la Sociedad Europea de Oncología se presentó una investigación que mostró que, en sólo un año, más de 124.000 personas desarrollaron la enfermedad en ese continente por tener kilos de más. Y una de las causas del sobrepeso es el consumo excesivo de grasas. Por esta razón es que una alimentación saludable es clave.

2) Reducir el consumo de azúcar. Los azúcares refinados no están directamente relacionados con el riesgo de cáncer, pero sí con la obesidad. La recomendación es preferir los azúcares naturales, limitar las bebidas gaseosas y comer postres o dulces con responsabilidad, y en porciones pequeñas.

3) No excederse con las carnes rojas. Si la consume que sea magra. Asimismo, hay que incorporar más pescado. Es necesario comer 2 veces a la semana debido a su alto contenido de ácidos grasos omega 3 y 9.

4) El método de cocción. Evitar que los alimentos se cocinen a temperaturas altas sobre una llama abierta, como el asado al carbón o a la parrilla. Esto porque a mayor temperatura directa se modifican las moléculas de la carne y se generan hidrocarburos aromáticos que son cancerogénicos.  La idea es evitar sobrecocer las carnes y que se forme esa “costra” crocante que es nociva.

5) Fiambres y ahumados. Estos alimentos procesados son elaborados con  nitritos y nitratos que son nocivos, y producen obesidad. Los ahumados son riesgosos por su método de cocción. “Su consumo debe ser ocasional, en reuniones o situaciones esporádicas”, indican los médicos.

6) Frutas y verduras. Es la principal estrategia dietética para reducir el riesgo de cáncer. Las plantas tienen capacidad de producir compuestos moleculares que actúan como escudos para protegerlas de estas moléculas salvajes del oxígeno,  los antioxidantes. Algunos de los más conocidos son el beta-caroteno (está en la zanahoria) y el licopeno (en el tomate). Además, las plantas contienen fitoquímicos, otras sustancias que son protectoras. Las crucíferas (el brócoli y el coliflor) y las de la familia allium (ajo y cebolla) tienen compuestos que generan distintos beneficios en el organismo con un mismo resultado, reducir el riesgo de cáncer. Todos los especialistas coinciden: hay que incorporarlos a la dieta, cinco porciones por día de frutas y verduras, de distintos colores.

7) Fibras. Su alto consumo disminuye el riesgo de cáncer colorrectal, porque reduce la cantidad de tiempo que los desechos –que a menudo tienen sustancias cancerígenas– viajan a través del colon, señalan los médicos. También se observó que los alimentos ricos en fibra reducen los niveles de estrógeno y de testosterona, con efectos protectores de los cánceres de mama y colon. Se pueden incluir en la dieta en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.

8) Lácteos. Sus nutrientes, como el calcio y la vitamina D, son efectivos contra el cáncer colorrectal. Se recomienda, eso sí, que sean descremados, para evitar adicionar grasas a la dieta.

tvcrecer agradece a la Lic. Liliana Grimberg, Nutricionista Dietista, Coordinadora del Área de Nutrición Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es un día perfecto para estar en familia ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...