Prevención - Recién Nacidos 7

La tos convulsa

Esta enfermedad respiratoria, ocasionada por una bacteria, puede traer complicaciones serias si no se trata a tiempo. ¿Puede prevenirse? Sí, con la vacunación correspondiente.

De la redacción de tvcrecer

Esta enfermedad respiratoria, ocasionada por una bacteria, puede traer complicaciones serias si no se trata a tiempo. ¿Puede prevenirse? Sí, con la vacunación correspondiente.

La tos convulsa, o coqueluche, es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que, en determinadas circunstancias, podría acarrear graves consecuencias, sobre todo en los bebés y en los niños. Se transmite de persona a persona, mediante un estornudo o la simple acción de toser. Por lo general, los bebés se contagian de sus hermanos mayores, o de sus padres, afectados tal vez por la enfermedad sin siquiera saberlo. Y los bebés, fundamentalmente los menores de un año, corren mayores riesgos que los adultos, ya que aquellos conllevan una alta probabilidad de desarrollar complicaciones en la enfermedad, complicaciones vinculadas a la neumonía, por ejemplo, una de las más comunes. Incluso en casos extremos, y muy poco usuales, está en peligro la vida.

Este mal de la tos convulsa es ocasionado por un tipo de bacteria llamado Bordetella pertussis, la cual necesita un período de incubación de siete a diez días. Al comienzo esta se manifiesta como un resfrío común al que no se le da demasiada importancia: congestión nasal, mocos, estornudos, tos y leve fiebre. Pero luego de una o dos semanas, el panorama se complica. La tos se hace más fuerte, intensa y repetida, al punto tal que la víctima se ve obligado a realizar un esfuerzo mayor para respirar. En los bebés se puede presentar apnea, una pausa en el ritmo normal de la respiración, tos y dificultades para alimentarlos.

Aquí, la clave, como en muchas otras enfermedades, es detectarla a tiempo. Y cuando esto sucede, suele tratarse con antibióticos. En cambio, si han transcurrido tres semanas desde el momento del contagio, es probable que los antibióticos no hagan efecto sobre la tos. Y esto se debe a que las bacterias portadoras del mal, dejaron ya el cuerpo de la persona, aunque esta aún presente los clásicos síntomas.

Además de seguir al pié de la letra las indicaciones médicas, se recomienda, entre otras cosas, mantener la casa libre de agentes que pudiesen irritar la garganta del paciente y provocar tos, por ejemplo: polvo, vapores, humo. También se aconseja lavarse bien las manos, tomar abundante líquido (agua, jugos, sopas) y comer frutas, con el objeto de evitar una deshidratación. Comer alimentos en porciones pequeñas y de modo frecuente, así evitar los vómitos.

Y por supuesto, el mejor modo de prevenir una tos convulsa es la vacunación (Boostrix) El Calendario Nacional de Vacunación incluye cuatro vacunas para proporcionar inmunidad contra esta enfermedad en niños: la pentavalente, aplicable a los 2, 4 y 6 meses; la cuádruple, a los 18; la triple bacteriana celular, al ingresar al colegio; y la triple bacteriana acelular, suministrable a los 11 años.
En las embarazadas: a partir de la semana 20 de embarazo.

La tos convulsa no es chiste ni debe ser minimizada, una sola cifra de la Organización Mundial de la Salud ayuda a tomar verdadera dimensión del peligro que trae esta enfermedad y de la necesidad de reaccionar rápido ante cuadros como los planteados líneas arriba. La OMS reporta anualmente 50 millones de casos de tos convulsa, de los cuales 350 mil son mortales.

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy es el dia de los besos, besalo a tu hijo sin parar, le va a encantar!!”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...