Actualidad 9

Un accidente que terminó en tragedia por impericia y precariedad

El fatal episodio ocurrió en una localidad de Rusia, donde un simple juego entre dos hermanitos se convirtió en drama por un casero accidente.

El fatal episodio ocurrió en una localidad de Rusia, donde un simple juego entre dos hermanitos se convirtió en drama por un casero accidente.

De la Redacción de TV Crecer

La noticia llega desde Suuk-Chishma, una pequeña localidad situada en la república rusa de Baskortostán, a unos 1.400 kilómetros al este de Moscú, la capital. Y cuenta un episodio que comenzó siendo un juego y terminó, accidente de por medio, en tragedia. Una tragedia, por otra parte, que exhibe crudamente la precariedad sanitaria de algunas de las regiones de la ex Unión Soviética.

El desgraciado suceso tuvo lugar en una casa familiar. Allí, Masha, una niña de apenas 6 años, falleció tras salvar la vida de su hermano pequeño Dima, de 18 meses. Los hermanos jugaban en la cocina mientras sus padres trabajaban en asuntos del jardín. Por accidente, la pequeña Masha se enredó con el cable de un pequeño calentador eléctrico, que en ese momento contenía agua hirviendo. El aparato volcó y el líquido se derramó por toda la mesa.Al ver que el líquido se expandía y se dirigía peligrosamente hacia su hermano, ubicado cerca del mueble, Masha no anduvo con vueltas y reaccionó veloz y heroicamente, en busca de proteger a su hermano, y se arrojó sobre este.

Los gritos desgarradores de la niña, que se quemaba viva, llamaron la atención de sus padres quienes, acudieron como un rayo al lugar del hecho. Así lo precisó Tatyana Yantuganova, la  madre de los pequeños, en declaraciones concedidas al Daiily Mail: “Al oír los gritos de Masha, fui corriendo. Entré en la cocina y la vi aullando y a la vez  aguantándose las lágrimas, no quería que yo la viese llorar para que no me preocupara.”

Si bien la protección brindada por su hermana había resultado muy efectiva, Dima también lloraba, porque algo del líquido se filtró por el “escudo humano” y también sufrió quemaduras. Y más allá de los denodados esfuerzos de los padres por salvar la vida de la niña, cubriéndola de hielo, y a pesar del pronto aviso que le dieron a los servicios de emergencia sanitaria, no consiguieron salvar la vida de la pequeña. Según los informes publicados en la prensa local, el fatal desenlace no tuvo íntima relación con la gravedad de las heridas sino, más bien, se lo vinculó con la incompetencia de las autoridades médicas y el personal afectado a estas tareas.

Según explicó Tatyana, ninguna ambulancia acudió a su llamada, por lo tanto, cansados de esperar, ella y su marido llevaron a los niños al hospital más cercano. Allí, debieron aguardar una hora para ser atendidos. Y siguieron las dificultades. Luego de semejante espera, les comunicaron que sólo tenían apósitos y cremas para tratar a uno de sus hijos. Los padres, desesperados, corrieron a otro hospital, pero ya era demasiado tarde: las quemaduras de tercer grado en el 60 % del cuerpo fueron demasiado para Masha, quien falleció en el viaje entre un hospital y otro.

Los doctores que sí pudieron atender a Dima, con los elementos necesarios, trataron sus quemaduras, en el 40 % de su cuerpo, y el niño salió de todo peligro. Sigue internado y en vías de recuperación. “Mi hija murió porque no fue correctamente atendida”, resumió con mucho dolor la desolada Tatyana Yantuganova. Es decir. Murió por impericia, negligencia y precariedad en el sistema de salud ruso.

 

 

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Cada hijo necesita sentirse único”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...