En la playa
2

Cómo disfrutar del sol de verano ¡embarazada!

No hace falta quedarte encerrada, pero sí es necesario tomar ciertos recaudos bajo el sol. Tips súper prácticos para que puedas disfrutar del calorcito… ¡y de tu panza!

Ya sea por la hiperpigmentación (aumento de coloración en la piel que se manifiesta en manchas, clásico durante el embarazo por una consecuencia hormonal), por el envejecimiento prematuro de la piel, o por el riesgo a contraer melanoma (enfermedad que causa células malignas en el cuerpo), cuando empieza el calor el cuidado de la piel es esencial para poder disfrutar sin preocupaciones.

Cuidados básicos

La obstetra Valeria Giménez asegura que en ninguna etapa del embarazo es conveniente que nos expongamos directamente al sol y menos durante el mediodía. Esto no sólo produce manchas en la piel, sino que puede afectar de manera directa al bebé. ¿Cómo?

En el primer trimestre: los excesos de temperatura contraen los vasos placentarios y disminuyen la cantidad de sangre y nutrientes que pasan a través de la placenta, provocando una posible disminución del peso al nacimiento del bebé.

*En el segundo y tercer trimestre: el exceso de luz solar puede provocar partos prematuros o causar otras complicaciones, como deshidratación, golpe de calor o la falta de aumento de peso las últimas semanas.

Esto no quiere decir que no estemos al sol ni un segundo. El tema es no irnos de un extremo al otro: ni mucho ni nada, ya que la exposición moderada al sol favorece la síntesis de la vitamina D, que interviene en la absorción del calcio, el cual es beneficioso para el bebé también. Por eso, con tomar ciertos recaudos es suficiente. Según la especialista, ellos son:

  • Siempre es conveniente que la exposición no se prolongue más de media hora.
  • Mantenete fresca. Ropa bien liviana e hidratación permanente.
  • Comé muchas frutas y verduras. ¡Los jugos naturales frescos serán tus aliados este verano!
  • Evitá el sol entre las 11 y las 16 horas.
  • Usá protector solar mínimo SPF-50.
  • La protección debe aplicarse 30 minutos antes de cada exposición y hasta en días nublados.
  • Renová la protección cada 2 horas.
  • No te olvides de cuidar tus extremidades: orejas, manos, pies, nuca.
  • Los sombreros y anteojos ayudan a protegerse. ¡Y son re cancheros!

Preguntas frecuentes

La Dra. Giménez las responde:

¿Hay algún protector solar que NO se pueda usar durante el embarazo?
–Todos los protectores solares de primeras marcas y factor de protección por encima de 50 pueden utilizarse.

¿Debo ponerme alguna crema luego de haber estado al sol? ¿Cuál? ¿Por qué?
–Luego de la exposición solar se recomienda el uso de cremas hidratantes con vitamina A y alantoina para recuperar la humectación e hidratación de la piel.

¿La cama solar puede ser una buena opción para estar bronceada?
–Las camas solares emiten radiación ultravioleta, como la que se encuentra en los rayos solares. Por otro lado. también aumentan la temperatura corporal, por lo cual no se recomienda utilizarlas, para evitar complicaciones en el bebé.

Por Milagros Mignaquy / Asesoró: Dra. M. Valeria Giménez, para Infobae.com

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas