Lactancia
1

Amamantar protege a las madres de la diabetes

Dar el pecho al menos durante seis meses puede reducir el riesgo en las madres casi hasta la mitad, concluyó un amplio estudio.

El resultado de la lactancia materna es win-win (ganar-ganar). Es decir, provechoso para las partes involucradas. Son conocidos los beneficios tanto para el bebé como para la mamá, pero un largo estudio que se acaba de publicar arroja nueva evidencia: dar el pecho al menos durante seis meses puede bajar hasta la mitad el riesgo de que la madre desarrolle diabetes tipo 2 a lo largo de su vida.

El trabajo, publicado en la prestigiosa Journal of the American Medical Association (JAMA), fue presentado como uno de los más esperados sobre este tema. Se extendió durante 30 años (entre 1985 y 2015) y participaron 1.200 mujeres de entre 18 y 30 años.

“Comprobamos la existencia de una relación muy fuerte entre la duración del amamantamiento de un niño y la reducción del riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2”, concluyeron los investigadores.

Estas conclusiones son válidas para mujeres de cualquier origen étnico, un descubrimiento particularmente importante para las mujeres afroestadounidenses, que corren un mayor peligro de contraer diabetes y son las que menos amamantan a sus hijos. Más de la mitad de las participantes del estudio eran mujeres negras.

Los resultados arrojaron que la duración de la lactancia se asoció con una reducción relativa fuerte del 25% al 47% en la incidencia de diabetes, incluso después de tomar en cuenta parámetros bioquímicos previos al embarazo, factores clínicos y demográficos, diabetes gestacional, conductas de estilo de vida y aumento de peso, que estudios previos no habían abordado.

La causa de ese efecto beneficioso todavía no pudo ser completamente determinada, destacaron los autores del estudio. La respuesta, piensan, podría residir en las hormonas, que actuarían como agentes protectores. No amamantar podría, por el contrario, alterar el equilibrio hormonal.

“Los resultados de este estudio podrían tener un impacto sobre las políticas sociales, al alentar la prolongación de la licencia por maternidad”, señalaron.

La leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para la salud del recién nacido. Entre otros beneficios ya conocidos del amamantamiento se incluye que favorece un mejor desarrollo cerebral del bebé, una menor tasa de obesidad y de asma, y lo protege ante enfermedades infecciosas.

Contribuye, además, al desarrollo del vínculo madre-hijo. A la mujer la ayuda a volver a su peso habitual y reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario.

La Organización Mundial de la Salud aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y sostener el amamantamiento al menos hasta los dos años del niño.

Fuente: Clarin.com

Otras notas relacionadas