radiografia-ninos
1

Travesuras domésticas: cómo evitar accidentes de niños curiosos en casa

A medida que los niños van creciendo adquieren más habilidades para manipular objetos y desplazarse, y suelen introducirse objetos extraños en nariz, boca y oídos. Cómo actuar para que la situación no se agrave.

A medida que los chicos van creciendo adquieren más habilidades para manipular objetos y desplazarse. Por lo tanto, hay que tener cuidado con dejar objetos pequeños al alcance de los niños sin supervisión.

Todo es nuevo para ellos, juegan, investigan y ese entusiasmo por conocer, puede llevarlos a ponerse objetos en la nariz, oídos y boca.

Desde los 4 meses aproximadamente puede llevarse objetos a la boca. Muchas veces es sólo una travesura sin grandes consecuencias pero otras veces puede convertirse en una situación alarmante.

Hay situaciones que el adulto las puede notar pero en otras oportunidades se detecta con el correr de los días que algo no anda bien: puede salir secreciones u olor de la nariz o notar que escuchan menos por ejemplo.

¿Cómo actuar ante cada situación?

Oído

Consecuencias: El niño puede sentir o nosotros notar una pérdida parcial de la audición.

¿Qué hacer? Siempre cuando se sospeche que algo se introdujo en el oído concurrir a un servicio de otorrinolaringología o pediatría para su evaluación y correcta derivación.

¿Qué no hacer? No introducir pinzas para sacarlo porque se podría empujar el objeta más adentro o incluso se podría dañar el tímpano u otras estructuras. No aplicar gotas o pomadas óticas.

Nariz

El niño puede sentir un dolor intenso o molestia por la inflamación de la mucosa nasal, dificultad para respirar por la nariz, e incluso puede existir secreción nasal sangrado, mucosidad con olor fétido. Por lo general esto se produce sólo del lado donde se introdujo el objeto mientras que el otro orificio nasal esta como siempre.
¿Qué hacer? Siempre cuando se sospeche que algo se introdujo en nariz concurrir a un servicio de pediatría para su evaluación y correcta derivación.

¿Qué no hacer? No introducir pinzas para sacarlo porque se podría dañar más la mucosa o empujar el objeto más adentro o incluso se podría ir para la vía aérea y generar dificultad para respirar complicando la situación.

Boca

Otra situación que puede transformarse rápidamente en algo grave es cuando los pequeños se atragantan. Pueden ser piezas de juguetes o incluso comida.
Al llegar a la garganta el conducto de la vía aérea está por delante del de la vía digestiva. Es ahí que puede suceder que el objeto en vez de ir hacia atrás quede en medio de los dos espacios o incluso vaya hacia adelante.

Si el niño emite sonidos, balbucea, tose fuerte, es una señal que el aire está pasando por la vía aérea. La obstrucción es parcial.

¿Qué hacer? Primero decirle que se tranquilice que usted lo va a ayudar. Lo mejor es que siga tosiendo, significa que el aire está pasando. Háblele con calma y estimule a que siga tosiendo. ¿Qué no hacer? No golpear nunca la espalda porque se obstaculiza el mecanismo que se está usando para liberar el objeto o incluso se puede estar inclinándolo hacia la vía aérea.

Si la tos es inefectiva, débil, babea o cambia de color a morado, o se lleva ambas manos al cuello (señal universal de atragantamiento) puede ser que la obstrucción se total. ¿Qué hacer? Actúe rápido y aplique maniobras de desobstrucción de la vía aérea:
Lactantes (hasta los 12 meses): apóyelo boca abajo sobre su antebrazo y su muslo orientando la cabeza más abajo que el cuerpo. Sujetando la barbilla y con un dedo en labio inferior para mantener la boca abierta y sentir si cae el objeto.

Adminístrele 5 golpes con el talón de la mano en la espalda, entre los omóplatos: fíjese si el objeto ha salido, sino gírelo sosteniendo la cabeza y su cuello hasta ubicarlo boca arriba.

Revise si el cuerpo extraño está en la boca. Si lo ve en la garganta NO introduzca el dedo para sacarlo porque puede introducirlo aún más.
Si no lo ve, o lo ve pero lejos, realizar 5 compresiones torácicas, en el punto de RCP. En el centro del pecho en una línea imaginaria trazada entre los pezones.

Continúe con 5 golpes entre los omóplatos y 5 compresiones hasta que el objeto salga o el bebé pierda el conocimiento. Si pierde el conocimiento: Debe llamar al Servicio de emergencias médicas y comenzar maniobras de RCP.

En el caso de niños mayores de 12 meses, utilizar la maniobra de Heimlich, la misma consta de compresiones abdominales: colóquese detrás de la víctima y coloque los brazos alrededor de ella por encima del ombligo. Coloque un puño con el pulgar hacia adentro y tómelo firmemente con la otra mano. Realice compresiones hacia adentro de la panza y arriba hasta que salga el objeto o la victima pierda la conciencia.
Cuando se trate de niños pequeños debe arrodillarse para estar cómodo y poder hacer la maniobra. Si pierde el conocimiento: Debe llamar al Servicio de emergencias médicas y comenzar maniobras de RCP.

La mayoría de los accidentes ocurren en el hogar y frente a una emergencia el que esté más cerca va a ser el que le ofrezca los primeros auxilios, por eso es imprescindible que todos conozcan las maniobras.

Asesoró Nora Zonis. Pediatra, Instructora de Cursos RCP-DEA, de Swiss Medical Center para Infobae.com

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas