mujer-haciendo-ejercicio-con-bebe

Bajar de peso después del embarazo

Luego del parto, es normal que tardes entre 6 y 12 meses en volver a tu peso previo al embarazo. La mayoría de las mujeres pierden la mitad del peso del bebé hacia las 6 semanas después de dar a luz. El resto casi siempre se baja durante los siguientes meses. 

Una alimentación saludable con ejercicio diario, y la lactancia, te va a ayudar con la pérdida de peso postparto.

Tomate tu tiempo

Tu cuerpo necesita tiempo para recuperarse del parto. Si perdes peso demasiado pronto después del parto, podes tardar más tiempo en recuperarte. Tomate un tiempo hasta tu chequeo a las 6 semanas antes de tratar de adelgazar. Si estás amamantando, espera hasta que tu bebé tenga por lo menos 2 meses y que tu producción de leche se haya normalizado antes de disminuir drásticamente las calorías.

Empezá cuidando el tipo de comida que consumís y las porciones, y haciendo ejercicio una vez que tu médico te haya indicado que podés realizar actividad física de manera regular.
Las mujeres que están amamantando exclusivamente necesitan aproximadamente 500 calorías más por día de lo que necesitaban antes del embarazo. Obtené estas calorías de opciones saludables como frutas, vegetales, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y proteínas magras.
No disminuyas por debajo de la cantidad mínima de calorías que necesitas.

Coma para bajar de peso
Te damos algunos consejos de alimentación saludable que esperemos que te ayudarán a bajar de peso de manera segura.

  • No te saltees comidas. Con un bebé nuevo, muchas madres se olvidan de comer. Si no comes, tendrás menos energía, y eso no te va a ayudar a bajar de peso.
  • Consumí de 5 a 6 comidas pequeñas al día con refrigerios saludables entre ellas (en lugar de 3 comidas grandes).
  • Desayuna. Incluso si no comes normalmente en las mañanas, en momento de adquirir el hábito de desayunar. Esto te dará energía para empezar el día y te ayudará a evitar la sensación de cansancio más tarde.
  • Desacelera. Si te tomas el tiempo para comer, te darás cuenta de que es más fácil decir que está llena. Es tentador hacer varias cosas al mismo tiempo, pero si te concentras en tu comida será menos probable que comas en exceso.
  • Consumí leche y productos lácteos bajos en grasa.
  • Cuando queres picar entre comidas, trata de elegir alimentos con fibra y proteína que te ayuden a la sensación de saciedad. Toma al menos 12 vasos de agua al día.
  • Reducí las bebidas como refrescos, jugos y otros líquidos con azúcar añadida y calorías. Estos suman calorías e impiden que bajes de peso.
  • Elegí alimentos al horno o asados a la parrilla en lugar de fritos.
  • Reducí los dulces, el azúcar, las grasas saturadas y trans.
  • No te agotes con la dieta.
  • No hagas dietas extremas o drásticas (no comer lo suficiente) o una dieta de moda (dietas populares que reducen ciertos tipos de alimentos y nutrientes). Estas dietas probablemente te hagan bajar de peso al principio, pero a largo plazo lo terminaras recuperando.

Se realista
Tal vez no puedas regresar a tu figura exacta previa al embarazo. Para muchas mujeres, el embarazo provoca cambios duraderos en el cuerpo. Puede que tengas la panza más blando, las caderas más anchas y la cintura más grande. Procura que tus metas respecto a tu nuevo cuerpo sean realistas.

Hace ejercicio
Una dieta sana combinada con ejercicio regular es la mejor manera de perder peso. El ejercicio te ayudará a perder grasa en vez de músculo.

No te excedas. Simplemente una caminata rápida alrededor de la cuadra con su bebé en el cochecito es una excelente manera para empezar a añadir ejercicio a su rutina diaria.

Fuente: Medlineplus.com

 

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas