41
1

Un bebé prematuro nació dentro del saco amniótico intacto

De la redacción de tvcrecer

El inusual hecho se produjo en un hospital de Los Angeles, en Estados Unidos. El niño, llamado Silas, llegó al mundo con apenas 26 semanas de vida.

En el Centro Médico Cedar-Sinaí, de la ciudad de Los Angeles, en California, se produjo una rareza médica: nació un bebé prematuro dentro del saco amniótico. El niño, llamado Silas, se asomó al mundo con 26 semanas de vida, es decir, tres meses antes de lo previsto. Y al momento de hacerlo, estaba envuelto en la bolsa y aún recibía oxígeno a través de la placenta. “Fue un hecho increíble, que nos llenó de asombro. Parecía ficción, pero era algo real. Así que hice una pausa de unos pocos segundos, tomé mi celular, saque una foto y de inmediato me puse a trabajar, con el resto de mis compañeros, para sacar el bebé de la bolsa y que comenzara a respirar”, comentó William Binder, neonatólogo del hospital, en declaraciones a la cadena CBS.

El episodio no es moneda corriente, por el contario, las estadísticas al respecto dicen que en apenas uno de 80.000 partos el bebé nace dentro del saco amniótico, es decir, dentro del envoltorio natural que protege a la criatura de golpes y lesiones, y está lleno de líquidos que lo nutren a lo largo del período que permanece allí, incluso lo mantiene a una temperatura constante. ¿Cuándo se rompe ese envoltorio o bolsa? Por lo general, se rompe antes del parto, y a esa acción se la conoce como “romper fuente”, “romper aguas” o simplemente “romper bolsa”. Si esta no se rompe antes del parto, la otra alternativa es que eso suceda durante la extracción del bebé.

El episodio causó cierto revuelo en el ambiento médico de los Estados Unidos, a partir de la trascendencia de la fotografía tomada por el neonatólogo William Binder. Sin embargo, la madre del niño, Chelsea Phillips, no se dio por enterada, hasta que llegó a sus manos la foto que ya circulaba por las redes sociales. “El saco amnniótico era como una película trasparente, a través de la cual se podían distinguir claramente su cabeza y sus cabellos”, Chelsea Phillips. Y agregó. “Silas estaba en posición fetal y se le podían ver sus brazos y sus piernas, que estaban dobladas hacia arriba. Fue realmente genial verlo.”

Silas ha evolucionado con normalidad y ya se encuentra en su casa. Para alegría de su familia, especialmente de su madre, que calificó al pequeño como un guerrero.”

 

 

 

 

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas