sem27-300x225
1

Semana 27 de gestación

tvcrecer agradece al Dr. Ricardo Angilello y al Dr. Luis Balaguer

 

 

En esta semana, tu bebé puede dar pequeños saltitos a causa del hipo. No te asustes: es normal y no trae consecuencias. Durante esta etapa, es fundamental mantener el control de la presión arterial, ya que la presión baja puede provocar desmayos, y la presión alta puede ser mala para el embarazo.

 

 

 

EL BEBÉ

Sigue creciendo y casi pesa 1 kilo y mide 32 cm. Su desarrollo avanza hacia la madurez pulmonar fetal, y va adquiriendo distintas posiciones en la panza hasta que adopte la posición definitiva, aproximadamente a las 32 semanas, por lo que los movimientos son muy activos.

Aparece también el hipo, que es una contracción rítmica del diafragma, diferente del nuestro, por ser como movimientos espasmódicos y rítmicos que se manifiestan como pequeños saltitos de tu bebé en la panza, pero con la diferencia de que no hace ruido, por no tener aire en sus pulmones. No te asustes, es normal y no trae consecuencias en tu bebé.

En esta etapa podemos llegar a escuchar los latidos fetales poniendo los oídos sobre el abdomen. No olvides que el ritmo cardíaco fetal es más acelerado que el tuyo, aproximadamente entre 130 a 160 latidos por minutos, y si vos te agitás, caminás, haces algún esfuerzo, o estás en reposo, va a modificar su frecuencia cardiaca en relación a la tuya.

Comienza a engrosarse la piel y comenzará a tener un aspecto como nuestra piel cuando se depositen en ella células córneas que la protegen. El ojo define su color, a través de la pigmentación del iris.

LA PANZA

Tu bebé sigue su crecimiento, y la panza sigue creciendo. Cada vez estás más incomoda para dormir, se hace difícil encontrar una posición cómoda, no deja de patearte. La acidez se hace más frecuente si no te cuidás con las comidas. Sentís que tu circulación cambia, te cansás más, tu corazón late más rápido cuando hacés algún esfuerzo que antes no te costaba, como caminar, correr, subir escaleras. Debés cuidarte y controlarte la presión arterial, porque si está baja te puede provocar mareos o desmayos, y si está alta, deberás controlarte más seguido. Podés sentir que se hinchan los tobillos (edemas) que a veces pueden llegar hasta las rodillas. Habitualmente se va con el reposo, y si no fuera así, consultá con tu medico.

CONTROL MATERNO

Los controles son mensuales y aprovechamos para anotarnos todas las dudas que se nos presentan a lo largo del mes para evacuarlas en la consulta. La tensión arterial, alturauterina, latidos fetales, movimientos fetales, peso materno, todos son necesarios controlarlos durantes la consulta, porque cualquiera que cambie puede ser el indicio de alguna posible patología del embarazo.

LA ALIMENTACIÓN

Sugerimos un estricto control de la ingesta de alimentos nutritivos, con un adecuado balance. Si tenés edemas no recomendamos la ingesta de alimentos salados como fiambres, embutidos, etc. Si hay acidez, no ingerir demasiadas salsas, picantes, jugos, mate, cítricos. Si hay calambres, recordemos ingerir alimentos con potasio, calcio y magnesio, y continuamos tomando el suplemento vitamínico si el médico así lo indicara.

RECOMENDACIONES:

Continuamos la gimnasia para embarazada para mantener un buen tono muscular general y una buena capacidad de oxígeno para el momento del parto. Ayuda también a una buena relajación corporal y a una adecuada postura materna.

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas