toddler-picking-up-toys
3

6 cosas de tu casa que no limpiabas (hasta ahora)

tvcrecer agradece al diario La Nacion

Hay objetos que suelen acumular millones de bacterias y virus, que pueden causar enfermedades. Es hora de hacerse cargo.

Hacemos malabares para no tocar el picaporte de un baño público después de lavarnos las manos. Y ni hablemos de apoyarnos en la tabla del inodoro, o de pisar la ducha del gimnasio descalzos. Pero llegamos casa, y nos relajamos. Como si entráramos a un “santuario” libre de gérmenes, dejamos nuestras obsesiones con la higiene del otro lado de la puerta.

1. La esponja de la cocina

El elemento que más usamos para lavar es también el que más microbios acumula en la casa, según un estudio de la organización NSF International, encargada de la certificación de normas de salud y seguridad pública.

2. Picaportes, interruptores y manijas

“Tienen una alta contaminación en el hogar”, avisa la Dra. Barcelona. NSF encontró que el picaporte y el interruptor del baño tenían la misma cantidad de bacterias coliformes (como salmonella o E. coli) que el asiento del inodoro.

3. La pileta de la cocina

Como le “caen” agua y jabón, solemos pensar que no hace falta limpiarla. Error.

Qué hacer. “Hay que lavarla y desinfectarla frecuentemente con lavandina, sobre todo si estuvo en contacto con alimentos crudos”, indica la experta.

4. El salero

A casi nadie se le ocurre limpiarlo y, por eso, integra esta lista de “zonas rojas” de gérmenes. En un estudio de la Universidad de Virginia (EEUU), se les preguntó a 30 personas resfriadas qué habían tocado en sus casas, y encontraron una alta presencia de virus en todos los saleros y pimenteros. Mejor ni pensar en los de los restaurantes.

Qué hacer: pasarles un trapo al limpiar la mesa, y lavarse las manos antes y después de comer.

5. Cepillo de dientes

Pueden alojar millones de bacterias. El problema radicaría en cómo y dónde lo guardamos.

Qué hacer: se lo puede sumergir en algún enjuague bucal antibacterial, propone la Asociación Dental Americana. No hay que taparlo, ni guardarlo en un recipiente, y conviene reemplazarlo después de una gripe. También lavarse las manos antes y después del cepillado, y mantener el cepillo lo más lejos posible del inodoro.

6. Juguetes

“Habría que desinfectarlos una vez por día, ni hablar si el chico está medio enfermo o si vino un amiguito a jugar”, explica el Dr. Diego Montes de Oca, pediatra y director médico de TV Crecer.

Qué hacer: de acuerdo con material brindado por la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (Funcei), los juguetes blandos pueden meterse en el lavarropas con algún producto desinfectante. En cuanto a los juguetes duros, después de lavarlos, se los puede desinfectar con 1 cucharadita de lavandina por litro de agua. Eso sí, hay que enjuagarlos bien y dejarlos secar, por si los chicos se los llevan a la boca.

¿De qué nos podemos enfermar?

“Las enfermedades (por tocar objetos contaminados) pueden ser gastrointestinales, resfríos y otros problemas respiratorios”, detalla Montes de Oca. Si bien la mayoría de las veces estos males se contagian de persona a persona, hay que tener en cuenta que los virus y bacterias pueden vivir horas en los objetos, señala.

Y hay zonas del hogar más “candentes” que otras. La Dra. Barcelona menciona el baño, la cocina, el área de las mascotas y el lugar de la basura como los sitios más contaminados por gérmenes. Así que, para evitar la gripe este año, viene bien una limpieza profunda.

Otras notas relacionadas