08

Fumar durante el embarazo pone en riesgo la salud del bebé

De la redacción de tvcrecer

Los daños que puede causar son serios y van desde malformaciones hasta el cáncer. Ninguna madre desea perjudicar a su hijo, sin embargo, dejar el hábito no es tarea sencilla, requiere voluntad y ayuda médica.   

Fumar es perjudicial para la salud, es una gran verdad impresa en los paquetes de cigarrillos. Y también significa una advertencia hacia las embarazadas, ya que el tabaco acarrea riesgos serios, para el bienestar de la madre, y para el del bebé. En la criatura engendrada puede provocar bajo peso al momento de nacer y la posibilidad de tener un parto prematuro.

Los daños, o los altos riesgos de causar daños en el bebé, se producen desde el primer trimestre de los tres que comprende el período de gestación. Fundamentalmente en el trimestre inicial, una etapa determinante debido a que a partir de la unión de dos células se concibe un ser humano, es por ello que pueden presentarse malformaciones congénitas.

En el segundo trimestre del embarazo, con la influencia del tabaco subyace la posibilidad de un aborto espontáneo. Y por otro lado, se ve afectado el desarrollo del niño, que se produce de manera lenta y como consecuencia de la inhalación de nicotina y monóxido de carbono del humo del cigarrillo. Y más adelante en este proceso, al comenzar el tercer trimestre, existe la alternativa de que se produzca un parto adelantado.

Respecto de la acción de la nicotina, los expertos se encargan de aclarar que los daños por inhalar esta sustancia tóxica se dan por el hecho de que una madre sea fumadora, o bien, porque un tercero es quien lo hace. Por ello, los médicos, ponen especial atención en los ambientes en los que una madre embarazada se desenvuelve, los cuales deben ser libres de humo, para tener bien protegido al hijo que llevan dentro.

¿La placenta no mantiene asilado al bebé y protegido de la nicotina? Sí, pero no. La nicotina es capaz por sí sola de atravesar la placenta y ponerse en contacto directo con el sistema nervioso de la criatura, que recién se encuentra en proceso de formación.

Todas las madres quieren lo mejor para sus hijos y ninguna desea dañarlos. Pero dejar una adicción de este tipo no resulta sencillo. Algunas lo consiguen con sólo proponérselo, dicen, “hasta acá llegué con el cigarrillo” y lo dejan. En cambio, para otras, la determinación representa un verdadero desafío, una batalla muy complicada de librar y de salir victoriosa de ella. Por lo tanto es vital la consulta médica y la adopción de algún tratamiento adecuado que deje al cuerpo liberado de esta sustancia tan nociva.

 

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas