Actualidad 2

Que Papá Noel no se vuelva una amenaza

Papá Noel trae regalos a los niños que se portaron bien… que desde mi punto de vista son todos. Dejemos de asustarlos y amenazarlos con algo que además no vamos a cumplir.

tvcrecer agradece a la Lic. Maritchu Seitun

Papá Noel trae regalos a los niños que se portaron bien… que desde mi punto de vista son todos. Dejemos de asustarlos y amenazarlos con algo que además no vamos a cumplir.

Puede que a muchos no les preocupe porque saben y confían en que los regalos van a llegar pese a las amenazas paternas (o sea que no nos creen), pero muchos otros se asustan innecesariamente. El motor que impulsa la obediencia de nuestros chicos es nuestro amor y su confianza en nosotros, no las amenazas, y menos que menos aquellas que no cumplimos.

De todos modos, aprovecho la oportunidad para volver a pensar qué significa ese “portarse bien” y si lo que esperamos de ellos es algo factible… ¡o imposible!

Los chicos se portan lo mejor que pueden desde su fascinante condición de investigadores, interesados en todo y en todos, curiosos, ruidosos, inquietos, y también necesitados de la atención de sus padres.

Muy pronto les queda claro que no hay mejor fórmula para que mamá les preste atención que hacer una macana. Porque cuando, portándose bien, nos piden que miremos la pirueta, el rompecabezas o el dibujo que están haciendo, solemos responder “¡Ya voy!” y nos tomamos nuestro tiempo para acudir sin tener en cuenta la pobre capacidad de espera de los más chiquitos.

En cambio, nos acercamos a toda velocidad cuando escuchamos ruidos raros o llantos inesperados, y en este segundo caso abandonamos nuestras tareas supuestamente urgentes: los mails sin terminar de enviar, o la pizza que corre riesgo de quemarse en el horno (demostrando incluso que no siempre eran taaaan urgentes). Y así los chicos se van dando cuenta de que portarse mal es una técnica infalible para convocar a los adultos.

Otro problema es de interpretación: les decimos a cada rato “portate bien” y muchas veces no tienen ni idea de lo que pretendemos, por lo cual les cuesta mucho hacernos caso. Cuánto más sencillo sería para ellos que fuéramos más directos y claros: “Saludá a la abuela cuando llegás a su casa”, “Hacé lo que te pide tu tío”, “Quedate en la mesa hasta que terminemos de comer”, “Andá afuera a patear la pelota”, “Ordená los juguetes”, “Hablá más bajo” (en lugar de “No grites”) etc., etc., etc.

Estos mensajes son claros, fáciles de interpretar y en muchos casos (especialmente con los más chicos) requieren nuestro seguimiento, supervisión y sostén porque no siempre tienen la fortaleza interna que les permita hacer lo que les pedimos. Además, intentemos formular las frases en positivo: no sólo tienen más fuerza, sino que, para los más chiquitos, “no te trepes al sillón” significa “¡Qué idea genial! Ya mismo me trepo” (decía Freud que el inconsciente desconoce la palabra “no”).

En la mayoría de los casos, detrás de las dificultades de conducta hay alguna otra cosa: ya sea la necesidad de atención que acabo de mencionar, como celos, inseguridad, miedo, aburrimiento, frustración, enojo o vergüenza. Sólo si nos ocupamos de eso que seguramente apareció primero (aunque no lo hayamos registrado) puede cambiar el comportamiento de los chiquitos.

La idea es que los padres dejemos de actuar de forma reactiva, simplemente apagando incendios, para hacerlo de forma proactiva, atendiendo, en el mejor de los casos, lo que les pasa a nuestros hijos antes de que necesiten portarse mal. Y si no llegamos a tiempo, que nos ocupemos primero del sentimiento que está por detrás de su conducta, así vamos preparando el terreno para que ellos luego puedan escucharnos cuando queremos reflexionar sobre lo que pasó o sigue pasando.

Como es tarea de los adultos lograr que nuestros chicos se porten bien, puedo decir con seguridad que todos, por el simple hecho de haber llegado a nuestras vidas, merecen el regalo de Papá Noel.

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Hoy, disfruta el día, hace el esfuerzo”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...