06

Fundación Primeros Pasos Delfina

De la redacción de tvcrecer

Recordando la experiencia del caso Delfina Vasallo, un grupo de gente, con los padres de Delfi y el doctor Diego Montes de Oca, han puesto en marcha esta fundación con la idea de seguir ayudando. Y se presentó el caso: un chico de 8 años que perdió una mano. Y para recaudar fondos, están organizando una comida para el próximo 12 de septiembre en San Isidro.

 

Si la causa lo amerita, ahí están. Cuando el pedido de ayuda lo requiere, ahí aparecen y brindan lo que haga falta: tiempo, plata, sangre. Sobran los ejemplos de  generosidad y solidaridad de los argentinos hacia otros argentinos, necesitados, golpeados, enfermos, carentes… El episodio más emblemático de los últimos tiempos puede haber sido el de Delfina Vassallo, que hizo carne en la comunidad el lema: “todos por Delfina”. Y a raíz de esta experiencia, sus promotores, pensaron que si fue posible remover cielo y tierra para intentar salvar la vida de Delfina, por qué no aprovechar ese caudal, esa tremenda fuerza de voluntad (amor al prójimo) para volcarla en casos similares, los cuales  -desafortunadamente- abundan en la realidad cotidiana.

Con este objetivo nació la Fundación Primeros Pasos Delfina Vassallo, dedicada, específicamente, a intentar mejorar el bienestar de chicos de hasta 15 años con serios problemas de salud. Este es el testimonio del doctor Diego Montes de Oca, uno de los impulsores de aquel “Todos por Delfina”, tan conmovedor: “Luego de esas campañas nos nació algo que nos obliga a dar más para los niños enfermos. Y junto a este pensamiento, sumado a la alegría y fuerza que Delfi contagiaba, surgió la idea de la Fundación Primeros Pasos Delfina, la que pudimos poner en marcha un grupo de personas, acompañados por los  papás de Delfi.  Queremos ayudar a todos los niños con problemas de salud, ese es el propósito, y nuestro primer caso es el de un niño que perdió la mano y le brindamos ayuda con una ortopedia que la reemplaza. Se trata de Gustavo Raúl Torres Colman, de 8 años, quien está tratándose en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez por una secuela grave por quemadura y compresión de su mano derecha. El pasado 4 de febrero, buscando una bolita debajo de la heladera, Gustavo sufrió un accidente. Se rompió una pata de la heladera, hecho que generó una gran presión sobre la mano, sumado a la desgracia de sufrir, simultáneamente, una descarga eléctrica. Esto le causó la pérdida de tres dedos de la mano: el índice, el mayor y el anular.”

El entusiasmo, la generosidad y la voluntad de ayudar, aportan mucho. Pero no es suficiente. Hacen falta recursos para afrontar erogaciones y comprar los elementos que hagan falta, Para ello la Fundación está organizando una comida, que será el 12 de septiembre en Darwin, San Isidro, a las 21 horas. El doctor Montes de Oca da más detalles: “El precio es de 500 pesos por persona y cada mesa tiene 10 lugares. Cuántos más seamos, mejor, por supuesto. Además, necesitamos productos para realizar una subasta, o invitar a famosos para que, de este modo, concurra la prensa, se pueda difundir la obra y se vendan más entradas. El evento va a estar bueno. Pero más allá de esto, puedo asegurar que quienes concurran, se volverán a sus casas con mucha paz y contentos… Contentos por haber hecho algo por los demás. Como en el caso de Delfi y tantos otros.”

Otras notas relacionadas