06

Disfunción de la sínfisis púbica

De la redacción de tvcrecer

 

Una dolencia propia del embarazo, que puede ser muy intensa o no. Afecta a una de cada treinta mujeres en período gestacional y no existen tratamientos que supriman la molestia, pero sí es posible alivianarlo y hacerlo tolerable.

La “disfunción de la sínfisis púbica”  implica un dolor en la cintura pélvica que se manifiesta de distintos modos y que dura lo que tarda el embarazo, y en algunos casos, un tiempo más allá del parto (algunos meses).

 

¿Cuál es el síntoma de que algo no funciona bien?

El dolor en el pubis y en las ingles. Aunque esta incomodidad también puede sentirse en la espalda, las caderas o incluso expandirse a los músculos internos o externos. Las posturas durante el embarazo son la clave, una mala postura podría empeorar el cuadro y complicar el descanso nocturno; y una buena, alivianarlo sustancialmente.

Las estadísticas dicen que una de cada treinta mujeres embarazadas es afectada por este dolor, el cual alcanza disímiles grados de intensidad, en algunos casos, muy agudos y punzantes, y en otros, mucho más tolerables. Su duración, tampoco es precisa. En ocasiones es pasajero,y en otras situaciones, revierte mayor complejidad. El malestar es habitual mientras transcurren las últimas fases del embarazo, sin embargo, su aparición no está sujeta a ningún momento determinado del período de gestación.

¿Cuáles son sus causas?

La disfunción de la sínfisis púbica es una consecuencia natural del embarazo, y sus dos principales causas generadoras son: la liberación por parte de las hormonas de sustancias como la relaxina, cuyo objetivo es aflojar los ligamentos y las articulaciones para que el parto se realice sin grandes dificultades; y la fuerte presión que en toda la región ejerce el crecimiento del útero y el bebé. Los huesos de la pelvis se tornan movibles en el embarazo y eso posibilita todo tipo de molestias. Ahora, por qué algunas mujeres sufren dolores muy intensos y otras molestias pasajeras y suaves, o directamente nada, es un interrogante al cual la ciencia aún no le encontró explicación.

Al tratarse de un problema relacionado con el embarazo, su solución es sencilla: aguardar el final de esta etapa. No hay tratamientos mágicos, pero sí existen fisioterapias muy eficientes que logran reducir el dolor y ayudan a movilizar adecuadamente las articulaciones y reforzar la musculatura.

 

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas