Chuparse el dedo

Que un bebé se chupe el dedo durante los primeros dos años de su vida, es una actividad normal. Y está referida a una búsqueda de placer y autoconsuelo. Si el hábito se mantiene al traspasar esa etapa, llamada fase oral, es para prestarle atención. Se trataría de una regresión que puede causar otros trastornos. Así lo explicó la psicóloga, Jessica Diligenti.

Otras notas relacionadas