Schwangere spritzt Insulin

Diabetes gestacional

De la redacción de tvcrecer

Esta afección se produce durante el período de embarazo. Existen pruebas para detectarla y métodos para controlar el nivel de azúcar en la sangre. Esta afección puede causar inconvenientes en el bebé.

La llamada diabetes gestacional se produce durante el período de embarazo, generalmente a mitad de este proceso, cuando las mujeres presentan altos niveles de glucosa en la sangre. Por esta razón, y con el objeto de detectar la afección, todas aquellas mujeres que estén embarazadas, deben recibir una prueba oral de tolerancia a la glucosa, fundamentalmente entre las semanas 24 y 28 de la gestación del bebé.

 

No se conoce la causa específica que genere de este tipo de enfermedad, pero si se sabe a ciencia cierta que las hormonas del embarazo reducen la capacidad que tiene el cuerpo de utilizar y responder a la acción de la insulina. Una vez diagnosticada la enfermedad, es preciso controlar los niveles de glucosa. Para ello existen métodos sencillos, de realización casera, que determinar cómo va evolucionando ese nivel, uno muy práctico  consiste en pincharse la yema de un dedo y colocar la gota de sangre en un aparato que leerá el nivel de glucosa, es decir, de azúcar. “Es importante recordar que cada caso de diabetes gestacional afecta a dos personas: a la madre embarazada y al bebé”, sintetizó hace un tiempo, el United States Preventive Services Task Force (USPSTF), mediante un comunicado de prensa. En ese mismo texto, una especialista del grupo de trabajo de la doctora Wanda Nicholson, expresó que “ahora contamos con suficiente y buena evidencia como para certificar que provee un beneficio sustancial el hecho de realizar las pruebas para la diabetes gestacional en las madres embarazadas, una vez pasadas las 24 semanas, y que estas pruebas conllevan muy pocas o ninguna posibilidad de riesgo o daño hacia la madre y el bebé.”

Las mujeres diagnosticadas con diabetes gestacional no pueden procesar los almidones o azúcares en energía durante el embarazo. Y ninguna mujer está exenta de poder desarrollar diabetes gestacional, incluso en aquellas que no tenían diabetes antes de quedar embarazadas. Y si bien esta enfermedad, por lo general, se resuelve una vez que la mujer da a luz, las que la padecen, tienen mayor riesgo de sufrir alguna complicación durante el parto y el posterior nacimiento del bebé. Y estas criaturas, mujeres o varones, nacidos de madres con diabetes gestacional, también podrían verse afectados. En ellos es mayor el riesgo de un aumento de peso al nacer, de padecer lesiones, intolerancia a la glucosa y obesidad durante la niñez.

 

Fuente: United States Preventive Services Task Force

Seguí tu
Semana a Semana.

Recibí cada semana la evolución de tu embarazo

Inscribite aquí!

Otras notas relacionadas