ciberacoso

¿Qué actitud debemos pedir al colegio ante casos de ciberacoso?

El ciberacoso ocurre cuando un chico utiliza los medios electrónicos –internet, celular, etc.- para molestar o humillar a otro. Ante esta situación, el colegio debe tomar las medidas necesarias para contener a nuestro hijo y para evitar que nuevos hechos se produzcan en el futuro.

De la redacción de tvcrecer

En la nota ¿Qué es el ciberacoso y cómo podemos solucionarlo? describíamos qué significa el ciberacoso y cómo debían actuar los padres. Esta vez, vamos a centrarnos en las actitudes y respuestas que deberíamos esperar del colegio ante la presencia de un caso de ciberacoso.

¿Qué debemos esperar que haga el colegio cuando nuestro hijo sufre ciberacoso?

En primer lugar, debemos pretender que el colegio siempre se tome en serio los casos de ciberacoso. Al ser un fenómeno nuevo, y en algunos casos poco conocido, puede que las autoridades del colegio lo desestimen como poco importante o sostengan que no afecta en modo alguno a los chicos. Sin embargo, el ciberacoso presenta características que lo hacen potencialmente más amenazante para el bienestar de nuestros hijos. Por lo tanto, sería conveniente que en el código disciplinario del colegio se piense en incluir cláusulas que impidan el uso de las tecnologías de la institución para realizar ciberacoso o que penalicen los actos de ciberacoso que puedan afectar al buen clima escolar.

Ante un caso de ciberacoso, deberíamos esperar la colaboración de las autoridades para que, dentro de sus posibilidades, nos ayuden a investigar la fuente de las burlas. En la misma dirección, podríamos conversar con las autoridades para encontrar una solución al problema que aqueja a nuestros hijos.

Las respuestas formales del colegio –por ejemplo, sanciones disciplinarias- las deberíamos exigir cuando el ciberacoso ha llegado a un punto en el que el chico ya no tiene ganas de ir a clases o se ve fuertemente afectado por las burlas. Obviamente, estas respuestas las deberíamos esperar cuando hay pruebas válidas de que uno o más alumnos del colegio son los responsables del acoso.

Además, en los tiempos que corren, en los que los chicos pasan mucho tiempo utilizando las nuevas tecnologías, sería bueno que los padres reclamemos que en el colegio se concientice a nuestros hijos acerca del uso responsable y seguro de los medios electrónicos.

Otras notas relacionadas