mochilas-escolares-consejos

Consejos para el uso de Mochilas Escolares

tvcrecer agradece al Dr. Diego Montes de Oca.

Es muy común observar a los niños cuando van a la escuela, haciendo un gran esfuerzo para cargas sus mochilas, a veces parece mas grandes las mochilas que ellos mismos y cuando uno levanta esas mochilas se queda impresionado pensando que llevan al colegio mochilas con plomo.

El peso de las mochilas es la causa más importante de dolor dorsal en los niños de Argentina y muchos países del mundo.

Diferentes estudios realizados sostienen que el mal uso y el peso excesivo de las mochilas escolares que cargan los niños hoy en día puede ocasionarles serios problemas de espalda de por vida.

Se ha demostrado que en algunos casos el peso de la mochila puede llegar a ser el 43% del peso del estudiante. Es lógico que nuestros chicos tengan dolores de espalda ya la naturaleza no creo la espalda para cargar una biblioteca para llevar a la escuela.

Las estadísticas muestran que, en Argentina, uno de cada tres escolares mayores de 6 años, portan en sus espaldas hasta un 35% de peso con respecto al peso total del niño!

Existe una ley de que protege a los niños de llevar estas pesadísimas mochilas y reglamenta las sugerencias que los especialistas han hecho en esta materia; la ley es del año 1998 pero no se cumple.

La defensoría del pueblo de la ciudad de Buenos Aires esta reclamando que se cumpla esta ley.

Como cuidadanos y padres debemos hacer cumplir las normas vigentes, hablar con las autoridades de las escuelas de nuestros hijos para que dispongan de lugares para dejar los libros y lleven solo lo necesario y tomar muy en cuenta las siguientes medidas.

Consejos para el uso de Mochilas Escolares:

– En lo posible usar mochila con ruedas.

– El peso de la mochila deberá ser inferior al quince por ciento (15%) del peso del niño.

– El tamaño de la mochila deberá ser igual o inferior al del torso del niño.

– La mochila deberá apoyarse en el medio de la espalda y no extenderse más allá de la parte inferior de la misma.

– Los tirantes deberán ajustarse en ambos brazos para mantener una postura bien alineada y mantener los brazos libres.

– Los artículos más pesados deberán colocarse en mayor contacto con la espalda para evitar malas posturas y tensiones musculares.

– El cinturón deberá abrocharse a la altura del abdomen o del pecho.

– Transportar la mochila en ambos hombros.

– Ajustar bien las cintas a los hombros del niño.

– Enseñarle al niño que levante la mochila del piso doblando las rodillas, no la cintura.

– Si al colocar o usar la mochila tiene que realizarse un esfuerzo excesivo, si se observa un cambio de postura, dolores, hormigueos o entumecimiento en los brazos y signos de peso en los hombros, se deberá discontinuar su uso y consultar de inmediato al pediatra

– Hablar con tu pediatra para la realización de ejercicios para fortalecer los músculos de la cintura y espalda.

Otras notas relacionadas