recomendaciones-de-como-mirar-television-con-nuestros-hijos300x225

¿Por qué es importante que grandes y chicos vean juntos la TV?

tvcrecer agradece a Dr Enrique Silinger

Muchos padres se preocupan por la relación de los chicos con la televisión. Sin embargo, la TV puede ser una herramienta de educación si la sabemos utilizar. Es muy importante que los adultos vean la TV junto a sus hijos para ayudarlos a desarrollar una visión crítica.

 

No demonicemos a la televisión: al igual que otros medios de comunicación, la TV también puede ser una herramienta de educación de nuestros hijos si la utilizamos correctamente. ¿Qué significa un uso adecuado? En primer lugar, hay que tener en cuenta lo que no debe hacerse:

1.Cantidad de horas de exposición frente al televisor de niños de cualquier edad

Hoy en día, solemos sentar a chicos –incluso desde que son bebés- varias horas frente al televisor, y muchas veces solos.  Esto lleva a la falta de interacción entre padres e hijos, a la falta de juego, a la falta de lectura, y a la falta de desarrollo de actividades conjuntas que, desde la creación y la fantasía, sean producto de la capacidad de imaginar del grupo familiar. La mayor parte de los datos, consignas, juegos, personajes y juguetes son aportados por el soporte televisivo. Esto no sería grave en la medida que el padre esté atento para opinar y/o criticar los contenidos recibidos.

2. Dejar a los chicos en soledad

Debe evitarse la soledad intelectual en la que se encuentran los jóvenes frente al televisor. Muchas veces, los chicos necesitan una orientación de los más grandes para valorar o comprender lo que están viendo. A su vez, dejarlos solos puede hacer que se expongan a contenidos inapropiados para su edad. Esto se agrava en la TV de hoy en día, que a veces no respeta la ley y difunde contenidos para adultos en cualquier horario del día.

La importancia del adulto “mediador”

Ya sabiendo qué es lo que no debe hacerse, podemos pasar a dar recomendaciones acerca de lo que sí conviene hacer. Lo más importante es que el chico tenga un adulto que haga de intermediario, y que pueda educarlo respecto a los códigos que usa la TV. Este adulto debería reunir las siguientes condiciones:

· Interesarse en mediar en la comunicación, entre el programa y el niño

· Interesarse en escuchar antes de opinar, dejar los prejuicios de lado (por ejemplo, respecto al nivel del sonido o al aspecto de las imágenes).

· Entender antes de emitir un juicio sobre lo que está viendo o escuchando.

· Acompañar el desarrollo de la historia, el cuento, el relato, el dibujo animado, la película o la música.

· Participar con sus hijos de lo que ellos consumen y orientarlos en la elección de los programas y los contenidos pero no interferir en el consumo de sus hijos sin recorrer el camino de la mediación.

Estas cuestiones son importantes, ya que no podremos educar a nuestros hijos si ven programas que no les interesan o si consideran que nosotros no entendemos lo que están viendo, y por lo tanto no nos ven con autoridad como para juzgarlo. Debemos evitar que nuestro chicos piensen o digan: “Papá/Mamá, no entendés nada”.

Además, debemosrecordar que a los más chicos les resulta creíble lo que ven en TV (compran un producto, una historia, un héroe) aunque lo que estén viendo no sea posible.Es importante que ellos desarrollen activamente una actitud crítica, analítica y creativa frente a lo que consumen. Sería conveniente analizar cada programa por sus intenciones, su estructura, sus objetivos explícitos e implícitos, por su estética, y por la ética del mensaje emitido.

Otras notas relacionadas