Bebés 12

Maduración y estimulación en el primer trimestre

Los padres podemos ayudar al bebé a desarrollarse estimulándolos con distintas acciones. En el primer trimestre, el afecto y el contacto físico pueden ayudarlo a desarrollar habilidades tanto físicas como sociales.

Los padres podemos ayudar al bebé a desarrollarse estimulándolos con distintas acciones. En el primer trimestre, el afecto y el contacto físico pueden ayudarlo a desarrollar habilidades tanto físicas como sociales.

El niño está iniciando su vida fuera de mamá y, por ende, está aprendiendo de a poco a saber lo que es la luz, la oscuridad, el contacto físico, comer, respirar… por lo tanto, es una situación muy estresante. Es poner en marcha toda una maravillosa máquina que llevó nueve meses construir.

Los primeros meses se manejará a través de reflejos muy primitivos, como el de succión, el de prensión palmar (sus manitos se cierran al contacto con la nuestra),etc. De a poco empezará a contactarse con el mundo exterior, con la fijeza de su mirada , sobre todo en el rostro materno: aprenderá a sonreírle como expresión placentera y tendrá entonces la sonrisa social, aprenderá a escucharse y empezarán los “ajó” también como forma de manifestar su felicidad.

Desde el punto de vista motriz, recordemos que el tono muscular (que sería como la “tensión” permanente que tiene cada músculo) se adquiere en forma cefalo caudal (es decir desde la cabeza a los pies). Por eso, en esta primera etapa su primer logro será el sostén cefálico (a los tres meses podrá sostener erguida su cabeza).

El estímulo, en esta primera etapa, y como en todas, deberá estar asociado con el afecto: con el contacto físico con el bebé -a través de miradas, caricias, de hablarle dulcemente a los ojos-, con ponerlo acostado boca abajo sobre nuestro pecho y hablarle o cantarle alguna canción suave que le guste, intentendo levantar su cabeza para fortalecer sus músculos del cuello.

Ya a partir del tercer mes podemos tomarlos de sus manitos desde la posición acostada y de a poco incorporarlos como si se fueran a sentar, para que ese movimiento del tronco que nosotros provocamos se vea acompañado del sostén de su cabeza.

Recordemos que estimularlos debe ser algo placentero: en ese momento el bebé no debe tener hambre ni sueño, sus necesidades deben estar satisfechas para que nuestros actos les resulten agradables y como otra forma de manifestarles todo lo que los amamos.

tvcrecer agradece a Cristina Vita.

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

Bienvenidos
a TvCrecer

¡Acompañando a la familia junto al Dr. Diego Montes de Oca!

Registrarse Ingresar al sitio

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Después de los dos años no va más el chupete”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...